Abandonará Rusia Estación Espacial Internacional para 2024

Moscú, Rusia.- El nuevo jefe de la agencia espacial rusa anunció este martes que Rusia abandonará la Estación Espacial Internacional (EEI) después de que expire su compromiso actual a fines de 2024..

«Se ha tomado la decisión de abandonar la estación después de 2024», informó Yuri Borisov, quien fue designado este mes para dirigir Roscosmos, una corporación controlada por el estado a cargo del programa espacial del país.

El pronunciamiento se produjo durante una reunión entre Borisov y el Presidente Vladimir Putin.

«Creo que para entonces comenzaremos a formar la estación orbital rusa», dijo.

Borisov afirmó que Rusia cumplirá sus obligaciones con demás socios de la EEI antes de retirarse del proyecto.

Funcionarios espaciales rusos ya habían declarado anteriormente la intención de Moscú de abandonar el puesto espacial después de 2024 y Borisov la confirmó en medio de crecientes tensiones entre Rusia y Occidente por la invasión rusa de Ucrania.

A pesar de las desavenencias de sus Gobiernos, la NASA y Roscosmos acordaron a principios de mes que los astronautas occidentales continuaran viajando en cohetes rusos a la Estación Espacial y para que los cosmonautas rusos viajaran en naves de SpaceX a partir de este otoño.

El acuerdo asegura que la estación orbital tendrá siempre al menos un estadounidense y un ruso a bordo para que ambos lados del puesto orbital funcionen sin problemas, según la NASA y funcionarios rusos.

El intercambio llevaba mucho tiempo preparándose y se concretó a pesar de las fricciones sobre Ucrania, dando una señal de aparente cooperación espacial entre Rusia y Estados Unidos.

Por su parte, la NASA no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios y no está claro si Rusia ha comunicado formalmente a la NASA y a los otros socios de la estación espacial que abandonaría el proyecto.

En el pasado, la NASA ha dicho que tiene la intención de continuar operando la Estación Espacial hasta fines de 2030.

«Esto podría ser una fanfarronada de los rusos», dijo Phil Larson, asesor espacial de la Casa Blanca durante la Administración Obama.

«Podría revisarse o podría llegar a buen término».

Es posible que el anuncio no signifique que la estación deje de existir después de 2024, pero los expertos dicen que nubla la perspectiva de mantener la estación en funcionamiento hasta el final de la década.

«La retirada llevará algún tiempo», dijo Pavel Luzin, analista espacial y militar ruso.

«Lo más probable es que debamos interpretar esto como la negativa de Rusia a extender el funcionamiento de la estación hasta 2030».

No se sabe cuánto tiempo puede operar la estación sin la participación de Rusia. El puesto de avanzada en órbita consta de dos secciones, una dirigida por la NASA y la otra por Rusia.

Los dos están interconectados. Gran parte de la energía del lado ruso proviene de los paneles solares de la NASA, mientras que los rusos brindan propulsión para elevar periódicamente la órbita.

El primer módulo de la estación se lanzó en 1998 y los astronautas han vivido allí desde 2002. Construida como un símbolo de la cooperación posterior a la Guerra Fría entre las dos superpotencias espaciales del mundo, la asociación ha superado numerosos altibajos en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Rusia.

Durante los últimos 20 años, se ha convertido en un importante laboratorio para la investigación científica en el espacio y un banco de pruebas para demostrar oportunidades comerciales en órbita, como el turismo espacial y la fabricación avanzada.

leave a reply