Cae barril de petróleo mexicano a ¡10.37 dólares!, no visto desde 1999

El barril de petróleo mexicano se desplomó 20.23% este lunes y cerró en 10.37 dólares este 30 de marzo, el nivel más bajo desde 1999, ante la pandemia del coronavirus que atenta contra la economía global.

Petróleos Mexicanos (Pemex) dio a conocer este lunes al cierre que la mezcla mexicana bajó 20.23% a los 10.37 dólares por barril.

Poco antes del dato, Pemex informó que ya opera en ‘Fase cuatro’, que es máxima emergencia, con sólo el 10% del personal administrativo, 25% del personal de campo (sobre todo el de supervisión) y el 40% del personal operativo.

Pemex ha recibido pagos por cobertura petrolera. En febrero recibió 7 mil 850 millones de dólares de la línea de crédito que tiene disponibles hasta 20 mil millones de dólares, para amortiguar la caída de precios.

Aunque de continuar el petróleo en tan bajo nivel, los ingresos del Gobierno de México caerán en medida proporcional y podría afectar obras o programas.

Cabe recordar que los ingresos de Pemex por petróleo han sido fundamentales en el actuar del Gobierno Federal por décadas.

Imagen

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió en la reciente reunión del G20 una “tregua económica” para que lograran acuerdo para estabilizar el precio del petróleo. Solicitó “evitar políticas arancelarias unilaterales” y dijo “no a los monopolios comerciales” y solicitó “revisar el manejo del precio del petróleo que está afectando mucho a la economía mundial“.

La caída del petróleo mexicano fue por efecto dominó, después de que el barril de West Texas Intermediate (WTI), referencia de Estados Unidos, cayó 6.32% hoy a 20.15 dólares.

El barril Brent de Londres bajó 8.72% a 22.77 dólares.

El principal motivo de la caída del petróleo es bajísima la demanda, que se suma al factor ya antes presente de la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita que aumentaron su producción este mes.

Estados Unidos seguirá con sus lineamientos de distanciamiento social hasta el 30 de abril, anunció Donald Trump.

Deja un comentario