Condena de 24 años solo por asesinato del chofer DiDi, Diego: FGE

José Miguel T. G. y Brayan G. C. sólo fueron sentenciados por el homicidio de Diego, chofer de DiDi, queda pendiente el proceso penal en contra de ellos por el asesinato del otro chofer, José Ángel, informó la Fiscalía General del Estado.

A través de un comunicado, la Fiscalía etalló que la sentencia de más de 24 años de prisión en contra de los dos homicidas fue solo por la muerte del chofer DiDi, Diego O. L., ocurrido el pasado 27 de junio.

Aún falta por ser procesados por el homicidio del otro chofer DiDi, José Ángel Romano, ocurrido una semana después y en breve se les estará formulando imputación, detalló la FGE.

Agregó la Fiscalía que ambos homicidas José Miguel T. G. y Brayan G. C., son originarios del poblado de Nonoava y se acogieron a un Juicio Abreviado, donde admitieron la responsabilidad de los hechos y la Juez de Control Catalina Uranga les impuso una pena mínima de 24 años y seis meses de prisión.

“Se logró acreditar la responsabilidad de estos homicidas, después de una investigación exitosa en la cual agentes del Ministerio Público, Policías Investigadores, Analistas y Peritos de la Fiscalía de Distrito Zona Centro, con la valiosa colaboración de la Dirección de Seguridad Pública Municipal”, dijo la FGE.

Detalló que en la audiencia un agente del Ministerio Público estableció que desde el momento en que los familiares de Diego interpusieron el reporte de ausencia el pasado 27 de junio, se activaron los protocolos de búsqueda, localizándole sin vida tres días después en las inmediaciones de la colonia Zootecnia.

Con las pruebas obtenidas se logró determinar que los hoy sentenciados José Miguel T. G. y Brayan G. C., habían solicitado un servicio de trasporte a través de la aplicación digital, y una vez que llegaron a su destino, privaron de la vida mediante el uso de un arma de fuego a la víctima.

La detención de los sentenciados fue el resultado de un trabajo de inteligencia en el que se catearon nueve domicilios en la ciudad, donde se logró el aseguramiento de evidencia probatoria que los involucraba, y clave de la investigación ministerial fue la revisión de las cámaras de la Plataforma Escudo Chihuahua.

Ante las pruebas irrefutables presentadas por el Ministerio Público, los imputados aceptaron su culpabilidad en los hechos y se sometieron a un procedimiento abreviado, donde fueron condenados a una pena privativa de la libertad de 24 años de cárcel, por los delitos de Homicidio Calificado y robo de Vehículo Agravado.

Cabe mencionar que el imputado Brayan G. C., enfrenta un proceso penal bajo la medida cautelar de prisión preventiva, por el delito de robo de vehículo con violencia.

Deja un comentario