Entregan cadáver ‘confundido’ a su verdadera familia

Chihuahua.— Elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), exhumaron los restos de la persona que confundieron con Laurencio Armendáriz, quien apareció vivo el mismo día de su funeral, hecho que le ha dado la vuelta al mundo.

La persona sepultada fue identificada por una de sus hijas, informaron las autoridades.

Desde temprana hora de ayer, agentes estatales comenzaron las labores de exhumación con una grúa en el cementerio municipal de Guachochi, para determinar la identidad de la persona sepultada.

La Fiscalía de Distrito Zona Sur, informó que llevó a cabo la exhumación del cuerpo de un hombre que fue sepultado el pasado 22 de diciembre de 2021 en Guachochi, luego de que familiares lo identificaran como su padre, el cual se encontraba ausente.

La intervención fue autorizada por la Secretaría de Salud y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coespris).

El cuerpo exhumado pertenece a una persona identificada como Gerardo R. A., de aproximadamente 66 años de edad, de acuerdo con la identidad proporcionada por una hija.

Días antes, esta persona fue velada y sepultada tras fallecer por causas naturales, notificando únicamente a las autoridades municipales y sin que esta instancia diera aviso al Ministerio Público ni al Servicio Médico Forense, por lo que no hubo un proceso de identificación oficial.

La familia que llevó a cabo los funerales, sólo comparó algunos rasgos físicos que no se corroboraron.

Fue hasta que el supuesto fallecido regresó a su domicilio que notificaron al Ministerio Público adscrito a la Fiscalía de Distrito Zona Sur, autoridad que desde que tuvo conocimiento del hecho, activó los protocolos para exhumar el cuerpo e identificarlo de manera fehaciente.

El cuerpo ya fue entregado a su verdadera familia para que procedan a su sepultura.

Los hechos ocurrieron la semana pasada, luego de que don Laurencio Armendáriz estuviera trabajando en una comunidad alejada e incomunicada.

El hecho fue dado a conocer en diversos medios estatales, nacionales e internacionales, debido a la confusión ocurrida al sepultar un cuerpo con las características similares a las de don Laurencio.

Deja un comentario