Inversión histórica en obra hidráulica

María Eugenia Campos Galván acordó con el gobierno federal una inversión histórica en cuestión de infraestructura hidráulica para el estado de Chihuahua, con la firma del convenio de la liberación de la presa La Boquilla, en el que se establece que la federación aportará a la entidad 500 millones de pesos, que equivalen a 358% más sobre el máximo histórico que es de 130 millones de pesos, otorgados en 2018.

Así lo informó Alejandro Domínguez Domínguez, presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, durante el pronunciamiento de respaldo a la gobernadora de Chihuahua por el convenio firmado con el secretario de Gobernación federal, Adán Augusto López Hernández, dando así una solución al conflicto de la toma de La Boquilla por medio del diálogo y la buena voluntad de ambas partes.

Alex Domínguez destacó que la cifra es histórica y un logro alcanzado por el gobierno estatal, luego de un máximo histórico durante la gestión del expresidente de la República Enrique Peña Nieto: en 2018, por 130 millones de pesos; en 2017 fue de 50 mdp, y en 2016 fue de 20 mdp.

El presidente del CDE del PRI manifestó su apoyo acompañado de los diputados Edgar Piñón, Ivón Salazar y Noel Chávez, al tiempo que solicitó que el recurso se aplicará en gestión directa con los representantes de los distritos de riego y propuso que se construya infraestructura hídrica para dotación de agua en las urbes del estado de Chihuahua.

Así mismo, señaló que hubo pasividad por parte del gobierno del estado que estaba vigente durante el conflicto en la presa La Boquilla en 2020, por lo que con el acuerdo alcanzado, a nombre del PRI, reconoció la voluntad política de los entes de gobierno, para solucionar un conflicto que generó daños, muerte y pérdidas económicas.

«No se ha logrado una inversión tan alta en infraestructura hidráulica y equipamiento en el estado de Chihuahua de 500 millones de pesos», afirmó.

Así mismo, pidió solución integral para cumplimiento de acuerdos, en mesas permanentes de trabajos, tanto de la aplicación del recurso como de liberación de personas detenidas. Que la inversión sea transparente para tecnificar el campo chihuahuense, en coordinación con los representantes de los distritos de riego. Así mismo, que se llegue a un acuerdo estatal con política transversal para impactar en el cuidado del agua y donde se originan los derrames de agua con mayores inversiones.

Domínguez propuso una reforma a la Ley Nacional de Aguas para que el agua comprometida para concesión de uso agrícola no se use para pago de acuerdos internacionales. Además, que en el caso de grandes ciudades del estado se impulse generar proyectos de infraestructura para dotar de agua para consumo humano, y dar continuidad a los proyectos del acueducto de la presa El Granero y suministrar a la ciudad de Chihuahua con agua de Santa Eulalia. También, impulsar el proyecto de mejora al acueducto El Verano, en Parral; dotar de pozos suficientes a Guachochi, entre otras iniciativas que permitirán mayor infraestructura de agua en las diversas regiones del estado de Chihuahua.

Deja un comentario