La Comisión Nacional del Agua proyecta aprovechar más aguas residuales

Ciudad de México.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) busca cambiar el modelo de gestión del agua residual que rige desde 1632 en el Valle de México, por lo que emprende proyectos de infraestructura para que partes del exlago de Texcoco vuelvan a tener, como en la época prehispánica, vocación de regulación.

Desde hace siglos, la mayoría del agua de desecho se expulsa de la Ciudad de México y los municipios conurbados hacia Hidalgo y muy poca se trata y reúsa.

Los 8.9 millones capitalinos que viven en la ciudad generan un caudal de agua residual estimado de 22.51 metros cúbicos por segundos, pero sólo el 11.1%, es decir 2.5 metros cúbicos por segundo, son sometidos a procesos de tratamiento, de acuerdo con datos del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (Ocavam).

Sin embargo, el reúso de las aguas negras es una de las pocas opciones para que el Valle de México tenga un futuro sustentable en materia hídrica, consideró Víctor Bourguett, titular del Ocavam.

«No nos queda más remedio que trabajar para lograr que sea sustentable y sostenible este Valle de México”, dijo.

Si el consumo, la explotación de los mantos acuíferos y la pérdida por filtraciones siguen aumentando y el reúso y la captación de lluvia no se incrementa, para 2024 habrá un déficit mayor de agua potable en el Valle de México que afectará a miles de habitantes, tanto de la capital como del Estado de México.

Actualmente el servicio de agua potable en el Valle de México asciende a 59.85 metros cúbicos por segundo.

 

 

 

Sin embargo, estimaciones de Ocavam indican que la demanda en 2024 aumentará a 80.2 metros cúbicos por segundo, suponiendo un consumo de 199 litros al día por habitante; esto significa que se prevé un déficit en el suministro de 20.4 metros cúbicos por segundo.

Esos 59.85 metros cúbicos por segundo se obtienen de distintas fuentes. De los pozos que explotan el acuífero se extraen 39.3, el Sistema Cutzamala aporta 13.8, el Sistema Lerma 5.3, la Presa Madín 0.45 y se capta uno por ciento de aguas superficiales como manantiales.

Sin embargo, el agua que se produce en el Valle de México no es la misma que llega a los consumidores, debido a que cerca del 40 por ciento se pierde en fugas de la red de suministro.

«De no hacer algo no hay viabilidad hacia el futuro, ya que, como recordarán, casi 40 metros cúbicos por segundo se siguen extrayendo de los acuíferos y un día nos alcanzará el destino, no pronto, pero sí algún día”, explicó Víctor Bourguett, titular del Ocavam, durante una conferencia magistral ante integrantes del Colegio de Ingenieros Civiles de México.

El funcionario indicó que las aguas residuales tienen una amplia posibilidad de ser reutilizadas en la agricultura, la industria y hasta el consumo humano en el Valle de México.

Por ello, la Conagua emprende grandes proyectos de infraestructura hídrica para retener el agua residual, darle tratamiento y reutilizarla.

Los proyectos buscan que zonas del exlago de Texcoco vuelvan a tener su vocación prehispánica de regulación.

Entre las obras que Conagua emprende están la construcción de la Planta La Oreja y la adecuación de El Caracol, optimizar la operación del Vaso de El Cristo y ampliar la Laguna Casa Colorada.

Con estos proyectos, el Valle de México tendrá una capacidad de regulación de 47.7 millones de metros cúbicos de agua residual.

«Una de las soluciones para el Valle de México es tratar hasta nivel terciario (el agua residual) y luego regresarla para consumo humano o quizá para algunas actividades, en tanto las normas se adecuan y la gente le pierde miedo a estos tratamientos”, expresó Bourguett.

HARÁN VISITA A TEXCOCO

El presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, encabezarán hoy una visita de supervisión a las obras del Parque Ecológico Lago de Texcoco que construye la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El proyecto se presentó en agosto de 2020 y consiste en la recuperación de 12 mil 200 hectáreas como zona de restauración ecológica para uso público, luego de la cancelación del aeropuerto.

Entre los trabajos se encuentran la conservación y mantenimiento del Lago Nabor Carrillo, conformación y nivelación de la corona de los bordos del cuerpo de agua, el enrocamiento del talud en la zona sur y se rehabilitan vialidades de acceso al parque.

Actualmente, se realizan trabajos de topografía, trazo y nivelación en el puente Conagua y el entronque militar.

En la Ciénega de San Juan se lleva a cabo el relleno con tezontle en el estacionamiento y andadores. Además, se habilitaron 350 vigas de chicozapote para construir los miradores.

También se realiza perfilado y dragado en el Bordo de San Juan.

En el Dren Texcoco ya se desazolvaron 2.87 kilómetros.

Deja un comentario