Llega hasta casi $22 gasolina aquí

Chihuahua.- Un incremento de 2.50 pesos en promedio ha tenido el litro de gasolina en la capital del estado en lo que va del mes, luego de que ayer alcanzara los 21.89 pesos en algunas estaciones de servicios, mientras que el precio promedio el primero de marzo fue de 19.49 pesos por litro. En tanto, la gasolina Premium alcanzó ayer los 24.19 pesos cuando al inicio del mes el costo promedio en la ciudad era de 21.75 pesos por litro.

Con respecto a Ciudad Juárez, el costo de la gasolina en esta ciudad es hasta cinco pesos más cara, toda vez que la gasolina regular en la frontera se vendió ayer en 16.69 pesos por litro, mientras que, en la ciudad de El Paso, Texas, el galón se vende en 4.99 pesos, lo que equivale a 27.68 pesos por litro.

Se espera que mañana la Secretaria de Hacienda y Crédito Público dé a a conocer en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los nuevos montos de los estímulos a los precios de los combustibles en el país.

El presidente de la Asociación de Gasolineros de Parral, Juan de Dios Loya, dijo que con estímulos fiscales topados en el 100 por ciento en el cobro del IEPS para la Magna y el diésel, así como el 97.14 en la Premium, el gobierno federal solo trata de alargar la agonía tratando de evitar un gasolinazo, ya que de cobrar ese impuesto como estaba previsto, el litro de gasolina debería estar entre 26 y 27 pesos en promedio.

Detalló que prácticamente esta topado el estimulo fiscal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios a los combustibles y ahora se busca echar otros 87 centavos en incentivos en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto al Valor Agregado (IVA) para importadores y distribuidores en cada litro de combustible vendido, con el objetivo de evitar un mayor gasolinazo.

Advirtió que con este manejo de los estímulos fiscales definitivamente impactará la recaudación fiscal federal y, con ello, se descobijarán proyectos y programas federales.

Informó que esta en análisis de expertos esta nueva propuesta de estimulo en favor de los importadores y distribuidores, con el objetivo de que no incrementen los precios del combustible al consumidor final, pero apenas se empezó a ver cómo aplicaría, porque no está muy clara la operatividad.

Juan de Dios Loya dijo que en el caso del IEPS la operatividad es sencilla, ya que el gobierno no les aplica el impuesto y los distribuidores la venden sin esa carga.

El otro agregado de 87 centavos en estimulo es mínimo, respecto a los más de cinco pesos que se aplica en el IEPS.

leave a reply