Moldavia y Georgia, objetivos de Rusia, piden entrar a Unión Europea

Moldavia y Georgia, países que han sido objetivos y sufrieron invasiones por parte de Rusia, siguen ahora el paso que dio Ucrania y también pidieron ingresar a la Unión Europea.

Moldavia.

Maia Sandu, la presidente de Moldavia, dio a conocer que este jueves su país enviaría la formal solicitud para integrarse a la Unión Europea.

Sostuvo la mandataria que Moldavia duró 30 años en “madurar” y ahora la república «quiere vivir pacíficamente en democracia y prosperidad».

«Vemos la oportunidad de proporcionar una vida digna a las generaciones futuras”, declaró Sandu al presentar la propuesta como “objetivo fundamental” para Moldavia.

Georgia.

Irakli Garibashvili, primer ministro de Georgia, hizo anuncio similar el miércoles, al dar a conocer que “entregamos nuestra candidatura para adherirnos a la UE”.

Calificó de “objetivo estratégico” para Georgia unirse al bloque político-económico, ya que su nación “es un Estado europeo y sigue haciendo una valiosa contribución a su protección y a su desarrollo”.

El camino de Ucrania.

Ucrania, país en guerra y bajo ataque de misiles y fuerzas de Rusia, fue el primer país que esta semana anunció que buscaría entrar “de inmediato” a la UE.

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, firmó la carta donde formalmente solicita adherirse a la Unión Europea, lo cual contrarrestaría la influencia y presión política y comercial que ejerce Rusia.

Pues esta misma semana dos países más pidieron unirse a la UE al seguir el camino de Ucrania: Georgia y Moldavia.

El objetivo de los tres países sería tener al gigantesco bloque de 27 países europeos como aliado político y comercial que les ayude a defenderse de la presión e incluso ataques de Rusia.

Georgia, Moldavia y ahora Ucrania, los invadidos por la Rusia de Putin.

Además de ser países del este de Europa que pretenden entrar ahora a la UE, Ucrania, Moldavia y Georgia han sido los tres países invadidos por Rusia desde que Vladimir Putin está al frente.

Este 2022 inició la invasión rusa a la región del Donetsk en Ucrania para “proteger” a “las repúblicas” de Lugansk y Donetsk, ambos territorios controlados por separatistas prorrusos. Además ocurre tras la invasión del 2014 a la península ucraniana de Crimea.

En 2008 Georgia sufrió una invasión similar donde perdió dos territorios separatistas a manos de Rusia.

En 1990 Moldavia de igual forma perdió un territorio que quedó bajo control de separatistas prorrusos, la zona de Transnistria que Rusia reconoce como país.

leave a reply