Partido verde propone prohibir compra de comida chatarra a menores de 15 años

Ciudad de México.- Los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), anunció que presentará iniciativa de reforma a tres leyes, con las que buscan prohibir que los niños y adolescentes de hasta 15 años, compren ‘comida chatarra’.

El conferencia virtual, el diputado del PVEM, Arturo Escobar y Vega, acompañado de representantes de la organización ‘Come Conciencia’, señaló que la propuesta incluye cambios a la Ley de Educación para modificar contenidos en materia de salud, alimentación y educación física.

Educar y formar, y por el otro lado, la prohibición, ojalá que sea nada más de carácter temporal, para que de manera directa los adolescentes menores de 15 años, niñas y niños por supuesto, tengan prohibida la adquisición directa de este tipo de comida, externó.

El congresista, agregó: “Y a partir de ya, una vez que presentemos la iniciativa, abriremos un parlamento abierto, con el fin de que la industria participe. Aquí no se trata de definir de manera dictatorial, qué se puede y qué no se puede”.

En las reformas se propone infracciones a quien permita la venta, distribución, donación, regalo y suministro de alimentos y bebidas no alcohólicas que excedan los límites de contenido energético, azúcares añadidos, grasas saturadas, sodio y las demás sustancias que prevé la ley.

Entre las violaciones a dicha ley, propuesta por diputados, destaca, la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos en las escuelas públicas y privadas del País, en los niveles desde preescolar hasta preparatoria.

Las sanciones que se contemplan van desde los 100 hasta las 2 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), dependiendo de la falta y del infractor.

El legislador del Verde Ecologista, destacó la urgencia de aprobar los cambios planteados, para hacer frente a pandemias como la del coronavirus, que se seguirán presentando y afectando en mayor medida a personas que presenten padecimientos como obesidad y sobrepeso, hipertensión, diabetes y otras condiciones generadas en gran medida por malos hábitos alimenticios y nula educación física.

Aclaró que el proyecto no busca afectar a la industria de los alimentos procesados, sino que ésta modifique su producción y presente una oferta sana a la población.

Con información de El Imparcial.

Deja un comentario