Psicosis por COVID-19 debilita el sistema inmunológico; Advierte psicóloga

• Genera una sustancia llamada Cortisol, mismo que daña el sistema inmunológico

Ante la propagación del Coronavirus por el mundo todos tenemos mucha ansiedad, miedo, trastornos psicosociales y psicosomáticos, trastorno de ansiedad y estrés, e incluso se ha detectado en algunos casos el trastorno obsesivo convulsivo, lamentablemente esta enfermedad nos llevó a tener más problemas que nos ocasionan inestabilidad, afirmó la Psicóloga de la UBR de Guadalupe y Calvo Vanessa Pizarro.

Señaló que la psicosis originada por el COVID-19 está peligrosamente activado, ya que ha generado muchos problemas emocionales en la sociedad, ya que la psicosis genera en el cerebro la liberación de una sustancia llamada Cortisol, misma que a su vez daña el sistema inmunológico.

Dijo que esto nos hace más propensos a contraer la enfermedad ya que tenemos las defensas más débiles a causa del Cortisol, ya que la psicosis generada por la falta de información ante el bombardeo de las redes sociales se debilita el sistema inmune.

Añadió que aunado a esto se encuentra la conducta social que nos lleva a hacer compras excesivas y compulsivas, sin que se tenga el apoyo de alguna red que nos dé realmente una información certera de lo que está sucediendo.

Acotó que le estamos haciendo demasiado caso a los memes y a las informaciones falsas, lo cual nos hace generar estrés y ansiedad, así como miedo constante de que nos ataque esta enfermedad o que llegue al lugar donde vivimos.

Agregó que las estrategias que como especialista recomienda es en primera instancia informarse bien, buscar fuentes de información verdaderas y dejar de hacer caso a todo aquello que no sea oficial, ya que incluso ante los niños se manejan estos temas que provocan en ellos información distorsionada que también comparten.

Acotó que esto deriva en que los infantes sufran también de trastornos de estrés, por lo que para darles a entender la enfermedad se debe comenzar por las medidas preventivas, ya que si los adultos padecemos psicosis en los niños sería mayúsculo el problema.

Deja un comentario