Sacerdote confunde gasolina con agua bendita y provoca enorme explosión

Un sacerdote en Nigeria provocó una enorme explosión al confundir gasolina con agua bendita, causando la muerte de seis personas.

Según recogen medios internacionales, los hechos ocurrieron a las afueras de la ciudad de Lagos, durante el día 5 de este mes, cuando el sacerdote roció un barril lleno de combustible sobre un creyente como parte de una ceremonia de sanación, pensando que era agua bendita.

La gasolina fue alcanzada por la mecha de una vela que se encontraba cerca, provocando que ambos terminaran envueltos en llamas.

Sin embargo el problema no terminó ahí, pues el incendio se extendió hasta un oleoducto cercano, cuyas tuberías habían sido previamente dañadas por sujetos que intentaban robar combustible. Esto generó una aparatosa explosión que cobró la vida de tres adultos y dos niños.

El hombre que fue rociado con la gasolina perdió la vida, mientras que el religioso terminó con heridas graves.

Deja un comentario