Tras el parte de guerra el razonamiento político | La Jiribilla

Las implicaciones políticas de la violencia…
“El Chueco” una década de impunidad…
Miryam Hernández le respondió a Corral…
Fiscalía Anticorrupción sin resultados…
Morena va a su renovación de dirigencia…
Jorge Issa y Manuel Soledad en el limbo…

En la pasada entrega dejamos de lado el análisis y el chisme político, para presentar el “Parte de Guerra”, una radiografía rápida de los hechos delictivos más impactantes que han pasado en nuestra entidad en lo que va de este mes de junio.

Esos hechos de gran impacto iniciaron en la entidad a partir de la presentación palanquera de María Eugenia Campos, show al que denominaron “Un Año de Grandes Logros”. Fue a partir de ese show que de pronto el diablo se desató, en Juárez, Cuauhtémoc, Chihuahua capital, sur de la entidad, en todos lados.

Fue tan notoria la ola de violencia y la desatención política a varios temas de la agenda estatal de conflictos, que en este espacio señalamos esa desatención y ese crecimiento en los hechos delictivos de gran impacto el cual dijimos le urgía atención real y no solo en comunicados mal enviados o en mensajes grabados en la comodidad de una oficina o una locación.

Pero además, hasta el día de hoy la administración estatal no ha dado un solo golpe contundente en ninguno de los temas políticos de esa agenda estatal de conflictos. Han logrado frenar ciertas cosas, han detenido algunas explosiones, pero todo a punta de paliativos y no de soluciones definitivas, de tal forma que todos los temas hay momentos que parece que están solo detenidos con alfileres, como si todo el entramado político que construyen la gobernadora y su equipo de dos -uno de ellos sin derecho a voz ni voto-, fuera como una torre de naipes que con cualquier suspiro pudiera derrumbarse.

Una explicación a lo que hoy pasa en la entidad en materia de violencia e inseguridad, es plantearnos si todos esos hechos no son “una mera casualidad”, es decir, plantarse la mera posibilidad de que todos esos hechos están conectados y que son parte de un plan, de un cronograma que tiene como objetivo “reventar” a la gobernadora.

Esa teoría de complot, nace de dos hechos fundamentales, el primero de ellos es que rumbo al 2024 hay quienes dicen que la Tde4a necesita de mucho más para poder asegurar el triunfo electoral de quien el gran Tlatoani mande de candidato y una de las necesidades que él tiene es desacreditar lo más posible a los pocos gobernadores de oposición que hoy quedan y si es posible, derrotarlos antes del día de la elección, para que no sean un obstáculo para su candidata o candidato.

Y el segundo hecho que hoy debemos de tomar en cuenta, es que en el caso de que en Chihuahua se presentará un “ornelazo”, antes de los dos primeros años de gobierno de María Eugenia Campos, es decir, antes del 2024, año de la elección presidencial, se tendría que llamar a un gobernador sustituto y en un lapso no mayor a tres meses realizar una nueva elección, tal y como lo marca el 89 Constitucional local.

Ahora si, aplicando el sistema de mi amigo Jacobo, aquel ingles muy bueno para despiezar los problemas, analicemos.

1.- Chihuahua es una entidad que en realidad solo representa el 3% de electorado nacional, de tal forma que el interés político de los grandes tiburones sobre la entidad, es casi efímero, pues no pinta a nivel nacional, pero, nuestra entidad es susceptible de servir como ejemplo y como laboratorio político en donde se pueden hacer ejercicios “a fuego real”, que sirven de escarmiento a otros.

Así que orquestar un “ornelazo”, por fuerza sería de impacto nacional y sumamente doloroso para la conformación de la alianza PAN-PRI-PRD, pues esa supuesta caída de la gobernadora no sería por una acusación de la presidencia o de cualquier otro órgano del gobierno federal, sería por ser insostenible, por ser “derrotada” por el crimen organizado.

Esa posibilidad es la que algunos señalaban buscó el Peje hacer realidad en Tamaulipas, cuando ese estado fue incendiado con crímenes de alto impacto En una “insurrección” absoluta de los grupos del rimen organizado en esa entidad y que por poco logran hacer caer al gobernador Francisco Javier Cabeza de Vaca, quien logró capotear el vendaval, no dimitió, pero si fue derrotado en las urnas este año.

2.- La realidad de la administración de María Eugenia Campos, la hace sumamente vulnerable, es decir, está en quiebra por los malos manejos administrativos de las pasadas dos administraciones, hay un hartazgo ciudadano enorme porque no se ven resultados en lo económico, pues no hay arranque de obras y la economía está estancada.

Además de ello sus dos secretarias para combate a la violencia han dado tan pobres resultados, que casi se les puede tachar de inservibles, pues ni la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, que dirige Gilberto Loya, ni la Fiscalía General del Estado en manos de Roberto Javier Fierro Duarte, pueden presumir de trabajo y triunfos.

Basta con revisar los boletines de prensa que mandan esas dos dependencias, en donde solo dan a conocer detenciones de borrachitos, de “puchadores” menores y de atención a problemas de violencia intrafamiliar. No hay un solo golpe fuerte en contra de ninguno de los grupos criminales, de bandas de roba carros, ni de nadie. Y la Fiscalía General del Estado solo presume dictámenes de condenas que se lograron contra imputados que en su mayoría prácticamente se entregaron solos.

Pero de igual forma, todos los días reportan el hallazgo de cuerpos encobijados, de cuerpos en estado de descomposición y esas cosas que demuestran a cabalidad que la violencia les gana día a día.

3.- Pero además en este momento el PAN de Chihuahua no tiene un gallo, ni gallina que pudiera dar batalla en caso de que se presentara una elección extraordinaria, en el PRI no tiene ni caso pensar y por supuesto que el PRD ya ni existe en la entidad, de tal forma que al momento de hacer una evaluación rápida de como se encuentra la clase política estatal para enfrentar un proceso de esa naturaleza, habría que pensar que solo hay dos o tres gallos en Morena con la capacidad de erigirse como candidatos de la desesperación, del hartazgo ciudadano.

Y aunque algún iluso piense en una alianza entre esos tres, lo cierto es que el hartazgo por desesperación, por falta de resultados los hace mucho muy vulnerables.

4.- El otro tema que afecta a la gobernadora y a su gobierno, es la falta absoluta de castigo a la corrupción del pasado y del pasado inmediato, es decir, no hay un solo juicio iniciado en contra de los presuntos culpables de actos de corrupción que ella misma denunciaba en sus tiempos como candidata.

Hay que recordar que mucho del voto a favor de ella en la campaña del año pasado, fue de ciudadanos que esperaban una acción de “venganza” lo más rápido posible, para que se castigará a quienes siguieron endeudando al estado y que dejaron un boquete financiero enorme, mismo que ella y su equipo denunciaron durante el proceso de entrega recepción.

Y hoy un grave problema de percepción que tiene, es cuando el ciudadano afirma “con absoluta certeza”, “es que todos esos ya están arreglados, no les van a hacer nada” y eso hace crecer el hartazgo del ciudadano calle.

5.- En “las empresas” los errores se pagan con la muerte. En torno a los hechos ocurridas en esa comunidad del municipio de Urique, de entrada hay que entender que en las reglas no escritas de los grupos del crimen organizado, “todo mundo sabe”, que cuando un “jefe de plaza”, por una pendejada calienta la plaza y le pone en riesgo el negocio a los patrones, eso le cuesta la vida, es por eso que son sumamente disciplinados en todo lo que tiene que ver con “el negocio de la empresa”.

Claro, hay errores y circunstancias que hacen que una plaza “se caliente” y el perdón sobre el culpable de ese error, tiene que ver con la afectación que pudiera tener la ganancia, de tal forma que si una estupidez pone en riesgo las operaciones, “la propia” empresa se encarga del castigo al culpable y el perdón se da, cuando ese culpable representa más ganancias que perdidas.

Si se entiende ese axioma, es que resulta imposible pensar que un “jefe de plaza”, con más de 10 años de ejercicio en el poder, va a cometer un error de ese tamaño, a menos que no sea un error y que los hechos no fueron “meramente circunstanciales” y que ese capo esté cumpliendo una orden y que esa orden sea “hacer el desmadre más grande posible”.

6.- Muchas casualidades juntas: De forma adicional hay que dejar de ver solo “el hecho”, para observar el conjunto, y es cuando más sospechosas se vuelven las cosas, pues el día de la tragedia hay quien sostiene que en la Misión de San Francisco Javier de Cerocahui tenían la visita de un alto enviado de la Compañía de Jesús.

Que a pesar de que se supone que hay operativos constantes por parte de las fuerzas armadas, tanto del Ejército Mexicano, como de la Marina, por ser “El Chueco” un objetivo prioritario, ese día no había ningún operativo en la zona.

El reporte de la Fiscalía General del Estado, señala que un día antes o dos, se dio un juego de beisbol en donde el propio “Chueco” se supone que participó, que dicho juego terminó en pleito y a pesar de eso, la zona siguió sin presencia militar.

También el Fiscal General del Estado señala en su reporte que durante ese día por la mañana “El Chueco” y su gente acudieron a buscar a los hermanos Paul y Armando, que a Paul lo mató a balazos y que secuestro al otro hermano y tras ello les incendió la vivienda. Y la zona siguió sin presencia de ningún elemento, ni militar, ni estatal, ni federal.

Que “El Chueco” se paseaba por el pueblo y fue cuando se topó al guía de turistas y que tras discutir con él, se lo llevó secuestrado, supuestamente junto con otros cuatro turistas y en la comunidad no se presentó ningún elemento de ninguna corporación, ni estatal, ni federal.

Que tras varias horas el guía de turistas regreso visiblemente golpeado, no balaceado y que llegó a pedir apoyo a la Misión de San Francisco Javier de Cerocahui a pedir refugio, que el Chueco regresó por él para ultimarlo a balazos y fue cuando asesinó a los dos jesuitas. Y la zona continuó sin presencia de elementos de ninguna corporación.

Otra casualidad es que hay quienes indican que el jefe de policía de ese municipio, de nombre Carlos Portillo, es tío del mentado “Chueco”. Total, demasiadas coincidencias, demasiadas cosas convergen y hasta el momento lo que sigue estando muy claro, es que al “Chueco”, ni la Marina lo pudo agarrar, que el Ejército le da la vuelta y que los hechos de Cerocahui, en el imaginario colectivo le cuestan mas a la gobernadora María Eugenia Campos que al presidente Andrés Manuel López Obrador.

También está muy claro que Chihuahua es tierra en guerra y que esa historia ya la habíamos visto en otras entidades, en donde sus gobernadores no cayeron, pero con una circunstancia sumamente diferente, que en nuestra entidad a diferencia de esas otras, hay un hartazgo social enorme y que son muchos los que le cargan todas las responsabilidades a la gobernadora y su administración, pues ella vendió durante toda la campaña, que ella era la adalid que le haría frente al Peje y que combatiría la corrupción de Javier Corral y no ha cumplido con esa palabra empeñada.

Se acuerda usted que en este espacio hemos insistido en muchas ocaciones que el error que María Eugenia y los suyos estaban cometiendo era “poner muy alta la expectativa”, pues bien, hoy esa expectativa claramente juega en su contra. Esperemos a ver hasta donde llegan las cosas…

— — — — — — — — — — — —

…José Noriel Portillo Gil, alías “El Chueco”, es un reconocido criminal al que se le busca por distintos crímenes en la región del “Triangulo Dorado”, se le liga con “Los Salazar”, uno de los brazos del Cartel de Sinaloa. A él se le culpa por el asesinato del maestro Patrick Braxton-Andrews, ciudadano norteamericano, a quien supuestamente confundió con un elemento de la DEA, el caso es que tras ese asesinato, el aquel entonces gobernador del Estado Javier Corral Jurado, el 15 de noviembre de 2018, dijo: “…daremos castigo ejemplar a este delincuente y su gavilla, a quienes paradójicamente, al actuar con esa cobardía ponen fin a su influencia y control de esa zona, bajo el cártel de Sinaloa”. Pues bien, ya pasaron tres años y 8 meses, Corral ya ni gobernador del Estado es ¿y “El Chueco”?, Él sigue siendo amo y señor de esa zona en la Sierra Tarahumara…

…La presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Miryam Hernández por fin decidió salir a ponerle un alto a las habladurías del exgobernador Javier Corral, quien la acusó de que ella pretendió ayudar para que a César Duarte lo dejaran en libertad y que hasta había viajado a Miami a declarar o que había enviado una carta donde supuestamente señalaba la “inocencia” de Duarte. La Magistrada ya anunció que emprenderá una acción legal en contra del aldeano tenista golfo gringo, ojalá y que lo haga y que no se quede en mera declaración que le nació del hartazgo, debe ella entender que no se trata solo de la defensa de su honra, que este tema lo debe de enfrentar hasta sus ultimas consecuencias o que se atenga a tener de por vida un mosco zumbón en el oido, porque eso es Corral…

…Viene la auditoria especial a la Fiscalía Especial Anticorrupción, no hay dudas del resultado, se demostrará a cabalidad que esa fiscalía fue creada solo con la intención de perseguir a los odiados de Corral y que todos los demás casos, fueron tirados al bote de la basura. Si se demuestra esa situación, la administración de María Eugenia Campos deberá actuar con toda celeridad y aplicar un castigo ejemplar, pero si cometen el error de solo “castigar mediáticamente”, o se les ocurre querer alargar la telenovela, pudieran estar construyendo otra guillotina en donde van a terminar metiendo su propia cabeza…

…Por fin Morena anunció que van a su proceso de renovación de dirigencia estatal, han calentado tanto el tema que hoy hay cuando menos cinco o seis manos levantadas para suceder en el puesto al profe Martín Chaparro. Cuente usted en esa lista a Omar Olguín, ex delegado de Gobernación Federal; Elena Rojo, que viene de lado de los “históricos”; Miguel Ángel Colunga el ex diputado loca y coordinador de la bancada morenista en el Congreso. El regidor Eliel García; el actual delegado del trabajo Juan Pablo Delgado; el ex diputado federal Ulises García y Jorge Sarmiento. El riesgo que tiene Morena es que las 9 asambleas distritales en donde se realizará la votación, se le conviertan en una cena de negros o dicho de otra forma, en un encuentro de chairos Vs chairos…

…De plano Jorge Issa y Manuel Soledad están en el limbo, no hay forma de que empiece su audiencia de formulación de cargos, como si alguien le estuviera apostando al perdón por olvido, a aburrir al respetable y dejar que el tiempo se encargue de borrar la memoria del colectivo…

leave a reply