Ana Laura había puesto denuncia por violencia en 2018, pero no la continuó

La Fiscalía General del Estado informó que Ana Laura Prieto Cruz había comenzado un proceso legal por violencia familiar en el año 2018, sin embargo, la misma cuenta con una suspensión condicional por la autoridad judicial, pues no se encontraba en condiciones de declarar, a pesar de haber llevado un tratamiento sicológico.

En dicho proceso, se citó a Ana Laura Prieto para comparecer ante el juez en enero de 2019, sin embargo, a causa de su condición de inestabilidad mental, no pudo estar presente, hoy sabemos que fue trasladada al estado de Nuevo León por su familia, señaló la dependencia.

La información aclara que la denunciante no regresó a formalizar la denuncia en contra de su entonces pareja, pues no se encontraba en condiciones de declarar, a pesar de haber llevado un tratamiento sicológico. Por su parte, la madre de Ana Laura dio inicio a la investigación, cuando su hija y las tres menores fueron trasladadas a Nuevo León. Ana Laura Prieto fue localizada sin vida junto a sus tres hijas: Aliz Camila, Laura Zoé y Mía Muriel Godoy Prieto, de 7, 5, y 2 años respectivamente, sin vida al interior de un domicilio ubicado en el fraccionamiento de Paseo Santa Isabel, en Salinas Victoria, estado de Nuevo León.

De acuerdo con la versión que América Atena Prieto, hermana de Ana Laura, proporcionó a las autoridades, la hoy occisa padeció depresión y violencia familiar cuando radicaba en Delicias, Chihuahua.

Con información de El Heraldo de Chihuahua

Deja un comentario