De acuerdo al medio ruso RT en Español, “las inversiones en oro realizadas por Pekín para alejarse del dólar estadounidense han impulsado el crecimiento del valor del metal precioso”.

Este martes la onza llegó a los 1 mil 439.21 dólares, el máximo nivel al que llega el metal precioso desde marzo del 2013.

Según el Consejo Mundial del Oro, el Banco Popular de China (el banco central) ha comprado más de 70 toneladas de oro desde diciembre pasado.

Hace dos años que el banco central chino no reportaba incremento de sus reservas de oro, así que las cifras oficiales fueron iguales desde octubre del 2016 hasta noviembre del 2018, pero con la guerra comercial agudizando, la estrategia fue comenzar a comprar el metal.

A la vez el Gobierno central con sede en Pekín ha vendido progresivamente los bonos del Tesoro de Estados Unidos que tenían, que pasaron de 1.32 billones en 2013 a 1.1 billones en abril pasado.

La disputa comercial sería el motivo para que China esté vendiendo sus dólares, a fin de evitar sanciones o lidiar de mejores formas con los aranceles estadounidenses, mientras acapara el oro.

La publicación señala que la intensa actividad del país asiático es en el momento en el que bancos centrales comienzan a acumular oro a niveles récord.

En total los bancos centrales en 2018 sumaron 651.5 toneladas de oro, 74% más que el año pasado, por la incertidumbre internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.