Coágulos por COVID explican aumento de muertes por infartos: Salud

Se dispararon en el 2020 las muertes por infartos y enfermedades del corazón. La Secretaría de Salud de Chihuahua expone que en realidad muchos de estos fallecimientos fueron detonados por el COVID-19 que también causa coágulos.

El doctor Arturo Valenzuela, director médico de la Zona Norte de la Secretaría de Salud de Chihuahua, habló acerca de las cifras del Inegi que revelan no sólo la terrible cifra de víctimas por COVID-19, sino que aumentaron los decesos que tuvieron como causa enfermedades del corazón, infarto o neumonías e influenza.

De acuerdo con las cifras del Inegi de enero a agosto del 2020, las muertes por enfermedades al corazón se dispararon 39%, cifra radicalmente atípica.

Explicó Valenzuela que ese aumento de muertes está relacionado con el COVID-19, pues la enfermedad provoca coágulos o embolias, entre otros males, lo que detonaría el infarto fulminante en el miocardio y en el cerebro.

  • Pero esas muertes no están contadas como COVID-19, sino que aparecen en las cifras del Inegi como decesos por “enfermedades del corazón”.

“El SARS-CoV-2 lo que hace es que daña los vasos sanguíneos, daña el endotelio -la capa que reviste venas y arterias-, lo que provoca coágulos que nos pueden dar infartos en el corazón y en el cerebro y morir súbitamente”, manifestó Arturo Valenzuela.

“El incremento en los infartos y embolias a lo largo de la pandemia puede tener relación estrecha con COVID-19”, recalcó.

Más muertes “no COVID”… traídas por la pandemia.

Eso habla de la gravedad de la pandemia, pues no sólo son las muertes que provoca la enfermedad directamente, sino las indirectas o que se combinaron con otros males graves (infartos, diabetes, EPOC) pero que encontraron en el coronavirus un detonante.

Video | Así lo dijo Arturo Valenzuela.

Comentó que los malos hábitos sembraron enfermedades crónicas y por ello “estaremos más predispuestos a enfermedades graves”.

Puedes leer: Se disparan muertes por infartos, diabetes y neumonías: INEGI.

Deja un comentario