El ingreso a Chihuahua de fentanilo en pastillas o en polvo, quedó en evidencia desde el mes de enero, cuando autoridades federales decomisaron en el aeropuerto de la Ciudad de México cajas con la droga provenientes de Hong Kong y China, cuyo destino era un domicilio en ciudad Delicias.

El fentanilo se puede emplear en: inyecciones, pastillas y parches, es altamente adictivo y sus efectos van desde somnolencia hasta la muerte instantánea por sobredosis.

El creciente número de muertes por consumo de fentanilo en Estados Unidos y Canadá, aunado al poderío de grupos criminales mexicanos que poco a poco se han apoderado de estos mercados, había despertado la preocupación del Gobierno de México, sin embargo es ya una realidad.

Hace apenas unos días en Azcapotzalco, Ciudad de México, se desmanteló un laboratorio de fentanilo, y el martes en la ciudad de Mexicali ocurrió la detención de un hombre de 29 años con 120 pastillas del químico.

Desde 2016 el fentanilo, una sustancia opioide sintética producida en laboratorios, reemplazó a la heroína como la principal droga culpable de las muertes por sobredosis en Estados Unidos.

La químico Lizeth Olivas Castillo narró que aunque su uso es en anestesias, una pequeña dosis es altamente adictiva.

“Dicha sustancia es 40 veces más potente que la heroína y 100 más letal de la morfina”.

«A menudo su uso es sublingual, por lo que es más potente que si se tomara con agua, incluso una dosis te va a hacer mucho más adicto».

“Relativamente es muy fácil conseguirla –una ampolleta- me he topado con que se vende en redes sociales o por internet, pero es cara, los efectos secundarios son altamente peligrosos”.

“El gran reto para las autoridades es que es muy fácil procesarla, cualquier persona con conocimiento en química puede realizar pastillas”, dijo

“Tenemos que la droga ha ganado terreno porque genera mucho placer y sueño, y que quienes la pudieran estar empleando son personas con alta carga de trabajo y estrés”.

Por su parte Viridiana Saldívar, del departamento de Estadística de la Coordinadora Estatal contra las Adicciones, dio a conocer que en Chihuahua no hay registros de consumo.

Reconoció que al ser un químico empleado en el sector hospitalario, es difícil tener alcance, “pero pudiera haber más casos de su uso que no conocemos”.

Silvia Macías, portavoz del Instituto Mexicano del Seguro Social, dio a conocer que el uso del fentanilo es sumamente controlado y vigilado por parte de médicos de la institución.

A la par comentó que por fortuna no se ha detectado su uso en pacientes atendidos o en padecimientos o muertes, por el momento.

Por su parte, la Comisión Estatal se Seguridad descartó tener decomisos en lo que va de la administración de dicho químico.

Víctor Lasso, director administrativo de la Secretaría de Salud, comentó que el fentanilo “es para uso anestésico únicamente en procedimientos quirúrgicos”.

“Es controlado bajo un esquema muy riguroso”.

¿QUÉ ES EL FENTANILO?

Es un narcótico usado como analgésico y anestésico, el opiáceo más potente disponible en las áreas médicas, ya que su potencia y sus efectos inmediatos están detrás de la adicción que genera; comparado con la heroína causa una sensación más duradera pero menos inmediata, por lo que resulta más fácil de tratar por parte de los servicios médicos de urgencias en caso de sobredosis.

Este medicamento se inyecta, pero también se aplica en parche y se toma en pastillas; además se produce en los laboratorios clandestinos, a diferencia del farmacéutico, es el que está detrás de más muertes, ya que es mezclado con heroína.

Hace 10 años cuando el término fentanilo empezó a tomar fuerza en nuestro país, se documentó que la DEA había ratificado que la droga provenía de México, incluso la cooperación binacional había permitido el desmantelamiento de varios laboratorios en territorio nacional que surtían a Chicago, Detroit y Filadelfia, causando mil muertes en un lapso de dos años.

La nueva dinámica de tráfico de la sustancia indica que los cárteles mexicanos reciben desde China y por los puertos del Pacífico los cargamentos de fentanilo y los precursores químicos necesarios para su producción, una vez que pisan tierra son tres las actividades que se desarrollan en territorio nacional.

Primero el fentanilo importado es rebajado y preparado para traficarlo a EU, donde tiene dos destinos; es vendido así haciéndolo pasar por heroína o mezclado con heroína por su rentabilidad. En suelo mexicano no se mezcla el fentanilo con la heroína, eso sucede luego de cruzar los Estados Unidos, según la DEA.

Hoy es el fentanilo, droga conocida como la “china blanca”, la que está matando a los jóvenes norteamericanos y provocando una emergencia de salud pública en el país del norte.

EFECTOS:

Euforia

Somnolencia

Sequedad en la boca

Alucinaciones

Náuseas

Pesadez

Sedación

CONSECUENCIAS:

Adicción con síndrome de abstinencia

Muerte instantánea por sobredosis

Convulsiones

Reducción en la presión sanguínea

Accidente cardiorrespiratorio

Con información de El Heraldo de Chihuahua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.