Ejecutan a ‘pollero’ que trasladaba a un migrante

Ciudad Juárez— Un presunto traficante de personas que trasladaba de Chihuahua a Estados Unidos a un migrante hondureño con el fin de cruzarlo hacia Estados Unidos fue asesinado en la entrada de Ciudad Juárez, informó personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

El ataque ocurrió la tarde del miércoles cerca del Umbral del Milenio, donde un hombre fue privado de la vida, otro fue herido y un niño de 11 años resultó ileso.

De acuerdo con lo narrado por el personal de la autoridad preventiva, el ataque ocurrió en la carretera Juárez-Ahumada, a la altura del kilómetro 343, donde un vehículo de hombres armados le cerró el paso al automóvil en el que el presunto ‘coyote’ transportaba al migrante.

“Les cerraron el paso, antes de poderlos parar les hicieron unas detonaciones, los bajan, matan al supuesto pollero; al indocumentado, quien tiene una herida en el hombro, lo dejan ahí. Los bajan con todo y el niño, y se llevaron el vehículo”, narró un agente municipal.

Se dijo que el menor, quien aparentemente es hijo del ‘coyote’, fue asegurado por elementos de la Guardia Nacional (GN), quienes lo entregaron después a su mamá.

Sobre el homicidio, la Fiscalía General del Estado en el Distrito Zona Norte (FGE) informó que hasta ayer el cuerpo del hombre de 35 a 40 años de edad permanecía en el Servicio Médico Forense (Semefo) como no identificado, después de haber perdido la vida por múltiples impactos de arma de fuego.

Peritos forenses aseguraron en la escena del crimen 17 casquillos, ocho de ellos calibre .40 y nueve casquillos más calibre 9 mm.

Autoridades destacaron el hecho de que el ‘coyote’ viajara con su hijo, y transportara al extranjero indocumentado en un vehículo particular, como un nuevo modus operandi utilizado para evadir las revisiones de las autoridades en las carreteras.

Hasta ayer permanecían desaparecidos oficialmente un grupo de 12 migrantes y el coyote que los guiaba hacia la frontera entre Ojinaga, Chihuahua y Presidio, Texas, quienes fueron privados de la libertad la noche del 25 de septiembre en una brecha del poblado de Coyame del Sotol hacia la comunidad de Lomas de Arena, municipio de Guadalupe, cuyas familias denunciaron su desaparición a partir del primero de octubre.

Las fronteras chihuahuenses: Ciudad Juárez, el Valle de Juárez, Ojinaga y Puerto Palomas de Villa, conforman “el corredor norte” en las rutas migratorias de México, donde la violencia es uno de los principales riesgos para quienes buscan llegar a Estados Unidos en busca de una mejor vida.

Al menos 45 migrantes, mexicanos y extranjeros, permanecen desaparecidos desde 2019 durante su búsqueda por llegar a Estados Unidos a través de las fronteras chihuahuenses, de acuerdo con pesquisas publicadas en redes sociales, organizaciones internacionales y denuncias formales. Sin embargo, la mayoría de las familias no reporta oficialmente la desaparición oficial ante las autoridades, debido a que se encuentran en otros estados del país u otros países.

redaccion@redaccion.diario.com.mx

Deja un comentario