Paga Estado 48 mdp por penalización

Ciudad Juárez— El Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua ha tenido que pagar a bancos más de 48.4 millones de pesos en penalizaciones, por desestimar el uso de una línea de crédito que tiene más de mil millones de pesos disponibles para obras de infraestructura en Ciudad Juárez desde hace más de cuatro años.

La séptima cláusula del contrato que en diciembre de 2015 firmó con Banobras para acceder a un préstamo de mil 300 millones de pesos, establece que por concepto de saldos no dispuestos la entidad paraestatal debió pagar una comisión del 1 por ciento anual, más IVA, calculado sobre el saldo promedio diario no dispuesto del empréstito.

Por saldos no dispuestos, Fonadin, que también autorizó una línea de crédito subordinado abierto en la misma fecha por 700 millones para los mismos efectos, ha cobrado comisiones del .5 por ciento anual, más IVA.

Informes del Ejercicio del Presupuesto de Egresos del fideicomiso indican que, en 2017, en el rubro de comisiones se pagaron 14.6 millones de pesos, mientras que en 2018 fueron 14.8, en 2019 un monto de 15 millones, y en el primer trimestre de este año 3.7 millones de pesos.

Lo que se pagó durante 2016 no está disponible en los informes, que se encuentran en la Plataforma Nacional de Transparencia.

Ambos créditos tuvieron la finalidad de ejecutar obras tanto en los puentes internacionales como en la infraestructura urbana de esta frontera.

Sin embargo no se usaron hasta apenas este año, cuando se hizo una segunda disposición de 100 millones de pesos para completar el financiamiento de proyectos que anteriormente eran de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP).

La primera disposición se hizo por un monto de 455 millones que se usaron para pagar a la empresa Promofront, S.A. de C.V., la cancelación de la concesión que tenía hasta finales de 2015 de los puentes fronterizos de Chihuahua.

Ambos contratos establecen que las penalizaciones impuestas al fideicomiso se pagan con recursos propios, que provienen de lo que se recauda de peaje en tres de los cuatro cruces internacionales que tiene esta frontera.

El economista León Felipe Salas Domínguez, exfuncionario de la Secretaría de Hacienda estatal y actualmente asesor en el Congreso del Estado, consideró que esto representa un daño al erario del fideicomiso.

Expuso que se pudo acceder a los créditos desde que se dispusieron desde 2015 para desarrollar la obra pública que ha faltado todos estos años en Juárez, pero hubo discrepancias entre quienes lo manejan.

“Los empresarios, incluida Alejandra de la Vega, querían un centro de convenciones, mientras que el exalcalde Javier González Mocken lo quería usar para pavimentar las calles”, señaló.

Y recordó que el Gobierno del Estado lo quería para financiar la segunda ruta del Vivebús. “Desde que empezó el tema se dejó claro que iba a costar caro tener el dinero ahí parado. Se les dijo mucho en el fideicomiso y les salió mal”, abundó.

El especialista dijo que estas penalizaciones resultaron como tener tarjeta de crédito y seguir pagando la anualidad sin usarla.

Para conocer su opinión al respecto se buscó al director del Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua, Sergio Madero Villanueva, vía telefónica, pero no respondió llamadas.

El funcionario dijo el viernes 3 de julio que, después de cuatro años, se hizo una segunda disposición del crédito por 100 millones de pesos, para financiar la construcción del paso inferior de Las Aldabas, en la avenida Francisco Villarreal, y obras de drenaje pluvial en el Parque Central Oriente.

Deja un comentario