ÚLTIMAS NOTICIAS

Retoma el INER otros males graves ante la baja del Covid

Ciudad de México. Luego de un año y medio de atención médica exclusiva para enfermos de Covid-19 y casi 4 mil hospitalizaciones en este periodo, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) abrirá, a partir de esta semana, un área con 25 camas para personas con padecimientos graves distintos al coronavirus, informó Jorge Salas, director del nosocomio.

De mantenerse la tendencia a la baja de los contagios, en las siguientes semanas se podría disponer de otro espacio con 25 camas más, indicó.

En el INER se confirmó el primer caso de Covid-19 en el país el 27 de febrero de 2019 y en los momentos más álgidos de la pandemia, entre los meses de diciembre y febrero pasados, el hospital llegó a tener 200 camas ocupadas. Fue el nivel máximo cuando, en promedio diario, ingresaban 15 personas al área de urgencias, la cual cuenta con 19 camas, comentó el especialista.

El pasado sábado había 130 hospitalizados, que no son pocos, pero le permite al INER disponer de un pabellón para otro tipo de pacientes y prepararse para la próxima temporada de invierno, cuando aumentan las infecciones respiratorias, en particular la influenza.

De cualquier manera, se mantiene la vigilancia sobre el comportamiento de la pandemia para, en el momento que se requiera, aumentar otra vez la capacidad de atención para Covid-19, porque el instituto se mantendrá como centro de concentración y referencia.

El pabellón que estará disponible esta semana será para recibir a personas con neumonía grave no asociada a Covid-19, con descompensación por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), crisis asmática grave, fibrosis pulmonar o tumores con complicaciones, entre otros males de alta complejidad.

Salas recordó que el nosocomio se convirtió en la terapia intensiva más grande del país para hacer frente a la emergencia sanitaria. Ha sido uno de los principales lugares de atención y fue el soporte para el resto de hospitales del sector público en la Ciudad de México e incluso la zona metropolitana, mientras lograban reconvertir sus áreas para recibir a los afectados por el virus SARS-CoV-2.

Para ello fue necesario, como pasó a nivel mundial, posponer la atención del resto de padecimientos. No obstante, se mantuvo la coordinación con otros institutos nacionales donde los pacientes del INER con males distintos a Covid-19 pudieron dar continuidad a sus tratamientos, en particular los cuadros graves.

Al respecto, Simón Kawa, director de los Institutos Nacionales de Salud, comentó que en los institutos y hospitales de alta especialidad se empezó a retomar la prestación de servicios hace algunos meses y en la actualidad la mayoría de las atenciones son por males diversos.

Insistió en que la disminución de los casos de Covid-19 facilitó el progresivo regreso a la normalidad en los servicios clínicos, pero se mantiene la alerta para recuperar la reconversión hospitalaria por si hubiera un nuevo repunte de Covid-19.

Destacó la situación del Hospital General de México, que durante las semanas con más contagios dispuso hasta de la torre quirúrgica para albergar a enfermos con el virus SARS-CoV-2. Aun así, mantuvo abiertas algunas áreas para urgencias.

En entrevista, Kawa resaltó que en los institutos de Cancerología y Cardiología mantuvieron prácticamente con normalidad los servicios para la mayoría de sus pacientes, así como para apoyar en la atención de enfermos del INER y otros nosocomios con la finalidad de garantizar el acceso a una cama para todos los afectados por Covid-19

Deja un comentario