Guadalupe y Calvo. – La mina de San Julián tiene su origen a mediados de1800 cuando fue descubierta y trabajada por el inglés “John Marshall” con una planta de beneficio al parecer con capacidad de 100 toneladas / día.

La Unidad San Julián, es por hoy, la mina de oro subterránea más grande de México y se localiza a 194 kilómetros de la ciudad de Parral, con la capacidad instalada de sus dos plantas de beneficio obtiene concentrados de oro y plata (10, 500 ton / día) con leyes de 1.8 gramos de oro por tonelada de metal beneficiado y 160 gramos de plata por tonelada.

La construcción de 105 km de galerías -túneles subterráneos-, distancia equiparable a la existente entre Chihuahua y Cuauhtémoc por donde los enormes camiones con capacidad para 17 toneladas) transportan subterráneamente los minerales a 600 u 700 metros de profundidad respecto de la superficie.

Aquí la reseña íntegra:

La mina de San Julián tiene su origen a mediados de 1800 cuando fue descubierta y trabajada por el inglés “John Marshall” con una planta de beneficio al parecer con capacidad de 100 toneladas / día.

La empresa del estado mexicano “Consejo de Recursos Minerales” realizó estudios de exploración en la zona de San Julián redescubriendo los yacimientos mineros, mismos que fueron licitados y adjudicados al “Grupo Peñoles” que tiene sus orígenes en 1887, siendo una empresa del sector minero – metalúrgico con operaciones en México y América Latina y constituye el principal productor mundial de plata refinada y bismuto, entre otros, así como el principal productor Latinoamericano de plomo y zinc.

Dicho Grupo inició en el 2009 el proceso de exploración de oro y plata en San Julián, durante los trabajos de exploración se encontró una lápida labrada en cantera dedicada a la memoria y en recuerdo de John Augustus Marshall, fechada el 12 de marzo de 1850 en San Julián, México.

A fin de ubicar en el contexto histórico ese acontecimiento es de señalarse que el descubrimiento de las minas fundadores de Guadalupe y Calvo “Nuestra Señora del Rosario” ubicada en lo que actualmente es la cabecera municipal fue el 30 de octubre de 1835.

Con gran acierto la lápida se conserva en el complejo minero de San Julián, incluso una de las plantas de la mina, la de flotación, se conoce como “J M” en honor precisamente de John Marshall.

De julio de 2009 a marzo del 2013, se desarrollaron más de 21 km. de obra minera para la preparación de sus cuerpos mineralizados. En su arranque en el 2012 se contempló la construcción de dos plantas: La de flotación con una capacidad de 6 mil toneladas por día para procesar mineral del cuerpo diseminado y la planta de lixiviación dinámica para el tratamiento de 3 mil toneladas por día de mineral extraído de las vetas.

En marzo del 2013 se celebró la ceremonia de colocación de la primera piedra del Complejo Minero “San Julián” en Guadalupe y  Calvo, estuvieron presentes en el evento el Gobernador del Estado, el Presidente Municipal de Guadalupe y Calvo, Leopoldo Edén Molina Corral; el Subdirector de Operaciones Subterráneas, Ingeniero Joaquín Barba Aguilera; el Director de Ingeniería y Construcción, Enrique Cortés Pérez; el Líder del Proyecto de San Julián, Francisco Uriel Flores Contreras y el Ing. Roberto Díaz Colunga.

Los niveles de producción previstos para el primer año de operación fueron de 5.7 millones de onzas de plata y mil 300 onzas de oro, alcanzando su capacidad en el segundo año a un promedio de 9.6 millones de onzas de plata y 40 mil onzas de oro por año, buscando alcanzar su meta de producir 65 millones onzas de plata y 500 mil onzas de oro por año en 2018, además de la producción de zinc y plomo como productos secundarios.

En el 2015 se rebasó el objetivo de producción de oro a largo plazo establecido para el 2018. El proyecto San Julián se localiza a 194 kilómetros de la ciudad de Parral, en el Estado de Chihuahua; es un campo de vetas con valores de plata y oro con suficiente potencial geológico para convertirse en un distrito minero mediante la técnica de minado subterráneo. El proyecto ha requerido de una inversión de 570 millones de dólares, la mayor inversión en la industria minera en México y la más grande autorizada por el Consejo de Administración para Fresnillo PLC, actual compañía dueña de la mina, filial del Grupo Peñoles.

En el 2008 la restructuración societaria y administrativa de Peñoles separó las operaciones de metales preciosos en el Grupo Fresnillo.

En 1960 un grupo de inversionistas mexicanos adquirió el control de Peñoles, creando la primera empresa minera controlada por mexicanos. Fresnillo PLC es la primera empresa orgullosamente mexicana en cotizar desde el 2008 en la Bolsa de Valores de Londres, Esta empresa, con experiencia centenaria, es el mayor productor mundial de plata primaria y el segundo mayor productor de oro en México.

Es, al mismo tiempo, ejemplo de compromiso con el desarrollo sustentable. Así, con el funcionamiento de sus siete minas de metales preciosos, Fresnillo, Saucito, La Ciénega, Soledad – Dipolos, San Ramón, La Herradura y Noche Buena ha sido generadora de progreso, desarrollo económico, integración comunitaria, construcción de infraestructura y vías de comunicación, además de que ha hecho importantes aportes a la salud, la educación, la cultura y el deporte en las diversas regiones del país donde mantiene sus operaciones.

El 01 de febrero del 2019 gracias a las gestiones del Presidente Municipal de Gpe y Calvo, Ing. Noel Chávez Velázquez tuve el privilegio de que me recibieran en la Mina de San Julián, en compañía de los funcionarios municipales, Marin Navarro, Luciano Carlos Luna, Edgar Iram Armendáriz y mi amigo desde la secundaria Ricardo Delgadillo, muy temprano, como a eso de las seis de la mañana iniciamos el viaje desde la cabecera municipal en dirección a Parral, la distancia es de 66 km. de pavimento hasta el entronque a San Julián (1.45 horas) y de ahí a la comunidad y la mina son 32 km más de bordo de doble carril en excelentes condiciones de mantenimiento por parte de la compañía minera.

 Llegamos a almorzar a un buen restaurancito en la comunidad de San Julián hasta donde llegó el Ing. Fernando Rodríguez, Superintendente de Desarrollo Comunitario de Fresnillo PLC, Unidad San Julián, quien se encargaría amablemente durante todo el día en darnos un tours por las instalaciones de la mina y una amplia y amena explicación desde el punto de vista técnico y social de la importante de ese complejo minero en la sierra de Chihuahua y en el contexto nacional e internacional. Después de desayunar nos dirigimos a las instalaciones del complejo minero, a nuestro paso pudimos pronto observar la zona habitacional integrada por diversas edificaciones perfectamente alineadas en color amarillo y naranja que contrastan con el color verde de los pinos del entorno, posteriormente nos enteramos que su capacidad instalada es para atender a una plantilla de 2,600 trabajadores de la mina que laboran de manera continua dos semanas y descansa otra, (14 X 7 días)  lo que significa que dos terceras partes del personal viven permanentemente en ese complejo habitacional, es decir cerca de 1,800 trabajadores.

Las instalaciones están en su totalidad cercadas con malla de alambre y vigiladas por elementos de seguridad, así que al llegar a la entrada del inmueble fue necesario acreditarnos debidamente y una vez revisado cuidadosamente el vehículo, identificados y registrados cada uno de los visitantes nos brindaron el acceso, a primera vista se observa orden, limpieza y disciplina como parte de los estándares de calidad de una empresa de nivel internacional enclavada en la sierra tarahumara, pronto sentimos dos mundos diametralmente opuesto en un mismo espacio, el exterior de la mina, en donde en la carretera por la que llegamos prevalece un pavimento deteriorado, lleno de hoyos y ausente de mantenimiento y una buena señalización, casas humildes construidas algunas de madera y una población pobre y marginada, sin fuentes de empleo permanente y carente de seguridad social, por su parte, en el entorno al interior de la mina prevalecen rigurosas medidas de vigilancia y seguridad, señalización vial y acciones de protección civil, personal uniformado y capacitado e instalaciones administrativas y de operación equipadas con lo más avanzado de la tecnología y las comunicaciones a nivel mundial.

Nos recibió una secretaria joven, uniformada y atenta quien nos informó que nos esperaba el Ing. Luis Molinar, Superintendente General de Operaciones de la Unidad San Julián, así que de inmediato pasamos a una sala de juntas en donde en sus paredes colgaban diversas fotos del desarrollo de la mina de San Julián, destacando, entre otras, la del Lic. Alberto Balléres González, Presidente del Consejo de Administración del Grupo BAL, que es un conglomerado mexicano con empresas en diversos sectores de la economía como el comercio, metalurgia, financiero, asegurador, administración de pensiones, agroindustria, médico y música. En 1967 el Grupo BEL se convirtió en el accionista mayoritario de Peñoles.

El Ing. Molinar tuvo a bien darnos una amplia explicación del origen y expectativas del proyecto minero, algunos de esos detalles los comenté ya en la primera parte de esta charla, pero los menciono brevemente de nuevo; La presencia en la región a mediados de 1800 del inglés Jhon Marshall; Los trabajos de exploración del Consejo de Recursos Mineros en la zona y la adjudicación de la mina al Grupo Peñoles; El representar la Unidad San Julián la mina de oro subterránea más grande de México; La generación de la mayor inversión en la industria minera en México con 570 millones de dólares; La capacidad instalada de sus dos plantas de beneficio para obtener concentrados de oro y plata (10, 500 ton / día) con leyes de 1.8 gramos de oro por tonelada de metal beneficiado y 160 gramos de plata por tonelada, mismos  que son trasladados a Torreón, Coahuila, en donde el Grupo Peñoles mantiene operaciones de fundición y refinado de minerales desde el año de 1901; Las expectativas de producción y de vida de la mina; La construcción de 105 km de galerías (túneles subterráneos), distancia equiparable a la existente entre Chihuahua y Cuauhtémoc por donde los enorme camiones con capacidad para 17 toneladas (Scooptram LH517) transportan subterráneamente los minerales a 600 u 700 mts de profundidad respecto de la superficie; La utilización de tecnología minera Canadiense, Sudafricana y de Australia; El uso de equipos mineros de Finlandia; La existencia de más de 100 pozos de ventilación hacia el interior de la mina con un diámetro de cerca de cuatro metros (de 8 a 12 pies); La instalación al interior de la mina de ventilación automatizada y ventilación bajo demanda, única en la industria minera en México; El contar con una mina seca y fresca con temperatura entre 15 y 20 grados centígrados; La utilización sustentable del agua que es completamente reciclada (0.6 m3 de agua por tonelada de mineral beneficiado); Los nuevos sistemas de trabajo por implementar como la barrenación completamente automatizada; La trascendencia de cotizar en la bolsa de valores de Inglaterra; La importancia de generar 2,600 empleos en la región, de los cuales el 50% son trabajadores del Estado de Chihuahua y de ellos el 50% de Gpe y Calvo, de particular relevancia resulta las oportunidades que la mina ha brindado a cerca de 50 egresados del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos “CECYT” del municipio; La prestación del servicio de alojamiento con módulos de 80 habitaciones para cerca de 1,600 trabajadores, equipados con minisplit (frio / calor), agua caliente,  señal para sky, lavandería (costo $10.00),  servicio de aseo a las habitaciones, etc.; La existencia de tres comedores industriales con alimentación de calidad;  Instalaciones deportivas (canchas de futbol rápido, básquet bol etc.); Auditorio; Gimnasio en construcción; Clínica médica con atención incluso a la comunidad; Ambulancias (tres); Vehículos de resácate (dos); Jornadas de la salud en coordinación y con el apoyo de personal médico de la UNAM; Apoyo al CECYT de la comunidad de Turuachi en donde sus alumnos (Equipo Potrobots 7040) participan con el patrocinio de Fresnillo PLC por segundo año consecutivo en el concurso internacional de robótica First Robotic Competition.

Después de la interesante platica del Ing. Luis Molinar el Ing. Fernando Rodríguez nos acompañó en un interesante recorrido por las instalaciones de la mina, para lo cual y por política de seguridad fue necesario primero portar algún equipo de protección como guantes, tapones para los oídos, lentes y zapatos especiales que al final nos fueron obsequiados, es difícil compartirles tantas explicaciones de carácter técnico, pues son cuestiones tan complejas y especializadas que al final solo logramos retener aspectos de carácter general que les comparto. Iniciamos el recorrido por los que son los enormes “molinos” hasta donde a través de grandes bandas se transporta el metal que es triturado en el interior del molino que está girando permanentemente, dos toneladas de bolas de acero de 5 pulgadas de diámetro golpean y trituran el metal en el interior del molino a un cierto tamaño para después con bolas de acero más pequeñas (2 pulgadas) ser triturado  nuevamente hasta prácticamente hacerlo polvo. De los molinos pasamos al “Cuarto de Control”, es sorprendente ver como con tan solo cuatro personas se monitorea de manera computarizada una gran cantidad de procesos, fue una enorme satisfacción encontrar en esa área a Sergio Molina un joven egresado del CECYT de Gpe y Calvo. Continuamos por donde se localizan los “Tanques Lavadores”, enormes depósitos de hasta 2,200 M3 de solución cianurada que cuentan con estrictas medidas de manejo y de seguridad, finalmente llegamos a la sección en donde se obtienen los concentrados de oro y plata que son finalmente trasladados a Torreón, Coahuila. Por cuestiones de seguridad no pudimos acceder al interior de la mina, pero aprovechamos para subir a un pequeño cerro desde donde se tiene una vista panorámica espectacular de lo que es el proyecto minero de la Unidad San Julián. En esa parte encontramos al personal de protección civil realizando prácticas de rescate y primeros auxilios, de ahí realizamos una visita al lugar en donde se encuentra la lápida de Jhon Marshall, para posteriormente trasladarnos al comedor en donde constatamos la higiene y calidad de los alimentos que recibe el personal, es de señalarse que del total del personal que labora en la mina tan solo cerca de 180 son trabajadores de Fresnillo PLC ya que casi la totalidad de los trabajadores laboran para empresas que tienen contratados la prestación de los servicios, siendo uno de ellos, precisamente el del comedor. Después de comer realizamos un recorrido por las áreas de esparcimiento, por cierto que el personal de la compañía cuenta con alberca techada pues la región es bastante fría, así como un salón de eventos en donde pudimos ver las instalaciones del boliche, el resto del personal puede acceder a las canchas deportivas de básquet bol y fut bol rápido que se encuentran en perfectas condiciones, al ingresar a los módulos habitacionales nos percatamos del orden y la limpieza, en donde cada habitación cuentan con dos camas para igual número de personas que la comparten y reciben el servicio de limpieza por parte de un prestador de servicio. Platicando con algunos trabajadores nos comentaron también que su ropa la llevan a la lavandería en donde hay personal que se encarga de prestar el servicio, por lo que ahí la dejan y después regresan por ella, así mismo, que cuentan con servicio de transporte gratuito a Parral y Turuachi cuando terminan su periodo de labores de dos semanas y gozan de otra de descanso en sus lugares de origen, manifestaron que en el interior de la mina no realizan prácticamente ningún gasto, lo que les permite ahorrar prácticamente la totalidad de su ingreso ya que la alimentación, habitación, lavandería, esparcimiento, etc, corre a cargo de la empresa, no obstante para algunos de ellos es pesado estar lejos de la familia las dos semanas de trabajo. EQUIPO PETROBOTS 7040. Finalmente quiero comentarle que me causo una gran satisfacción el encontrarnos con un grupo de 18 estudiantes del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos “CECYT” de la comunidad indígena de Turuachi (Equipo Petrobots 7040) que en las instalaciones de la mina se preparan y capacitan para participar a partir del próximo 20 de marzo por segundo año consecutivo en la competencia internacional de robótica, “First Robotic Competition” en su fase regional para México con sede en La Laguna (Torreón) en donde el año pasado tuvieron una destacada participación, de aquel primer grupo al menos diez de ellos regresaran este año con más ganas y una mayor experiencia y entrega; las cuatro maestras (os) “mentores” del CECYT que los preparan y asesoran, entre ellas la maestra Nancy Rocío Rojas, al igual que los cuatro ingenieros de la mina, reconocen el esfuerzo de este grupo de futuros investigadores e ingenieros que no se amedrentaran ante la presencia de selectos participantes del resto del país, no obstante su origen serrano y humilde, es de destacar que ya cuatro de sus excompañeros participantes el año pasado lograron como resultado de la competencia una beca, cursando actualmente estudios superiores en la Universidad La Salle, Campus Torreón, al haber quedado dentro de los primeros lugares en el examen de admisión que practicó la universidad a los aspirantes de nuevo ingreso, ellos son: Lydia Vega Vega (de Yerbitas), Javier Imanol Benítez González (de Yerbitas) y Nayely Rico Barrón (de Puerto Sabinal), el cuarto de ellos originario también de Las Yerbitas desertó de la Universidad La Salle, por necesidades de carácter familiar, pero actualmente estudia en el Tecnológico de Parral. FIRST ROBOTICS COMPETITION cuenta con un amplio reconocimiento a nivel internacional, inició en 1992, hace 27 años, tiene como objetivo el desarrollo de la ciencia y la tecnología en alumnos de preparatoria, así como la formación basada en competencias de responsabilidad, trabajo en equipo y compromiso social, además de promover el área de ingeniería entre los jóvenes. En el 2018, 3 mil 600 equipos de todo el mundo respondieron a la convocatoria a nivel mundial, teniendo México 82 equipos, siendo así el cuarto país con mayor número de inscritos detrás de Estados Unidos, Canadá e Israel. El 2018 fue el segundo año consecutivo en que La Laguna (Torreón) participó como sede oficial de la región, el mundial de robótica se celebró en Houston, Texas del 18 al 21 de abril y en Detroit, Michigan del 25 al 28 del mismo mes. Estudiantes de 42 equipos de 16 estados del país compitieron en el segundo regional en La Laguna del First Robotic Competition, por lo que debían de construir cada uno de ellos en un plazo de un mes y medio un robot con el kit de materiales e insumos entregado por los organizadores de la competencia, que pesaría 54 kilos, no más ni menos y que debería tener características como velocidad, presencia, limpieza y capaz de cumplir con diversas tareas asignadas. El equipo ganador sería el que lograra reunir más puntos dentro de ocho a diez pruebas. El equipo LamBot del Tec de Monterrey, Campus San Luis Potosí fue el primer y único equipo mexicano en llegar a semifinales del First Robotic Competition que se realizó en Houston, Texas del 19 al 21 de abril. En el 2019 los torneos regionales tendrán como sede la ciudad de México, Monterrey y Torreón, les deseamos éxito a nuestros competidores de Turuachi que cuentan con el patrocinio de Fresnillo PLC, Unidad San Julián, quien cubre los 6 mil dólares del costo de inscripción del equipo ($120,000.00), así como los gastos de capacitación, traslado, hospedaje y alimentación, por lo pronto estamos seguros que estos destacados alumnos ya son unos triunfadores porque desde ahora cuentan con una mentalidad competitiva, innovadora, triunfadora y con compromiso social. CARRERA DE INGENERIA FORESTAL Y MINAS. Solo me resta señalar que experiencias de éxito como la Mina San Julián y el equipo Petrobots 7040 han sido factores fundamentales para que se tomara la decisión de crear a partir del 25 de marzo del 2019 en Guadalupe y Calvo una de las 100 universidades que promueve el nuevo Gobierno Federal en el marco de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez “UBBJ” con la carrera combinada de Ingeniería Forestal y de Minas, en atención a la vocación productiva de la región; En este sistema “UBBJ” se contempla la creación de 36 carreras a nivel nacional.

Conoce y Disfruta Chihuahua. Fotos y Redacción: Manuel Chávez R.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.