El presidente Andrés Manuel López Obrador se detuvo en Valle de Zaragoza a comer en un restaurante sobre la carretera que conduce a la ciudad de Parral, donde tendrá su próximo evento.

En el lugar aprovechó para saludar a comensales del restaurante “El Bronco”, donde comió un “caldito de res”.

Sentado muy cómodamente junto a personal de su equipo de trabajo, el mandatario aprovechó para comer antes de arribar al municipio de Parral.

La entrada del presidente y su equipo causó sorpresa entre los dueños y empleados, sin embargo el presidente comió tranquilo en una mesa acompañado de uno de sus asesores.

Información de eldiariodechihuahua.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.