EU reduce las expectativas de la próxima cumbre climática COP26

Washington. El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, moderó las expectativas para la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) presentada en ocasiones como decisiva para el futuro del planeta, y reconoció que la reunión programada para fines de mes en Glasgow podría terminar con las naciones lejos del objetivo de reducciones de emisiones de carbón y petróleo necesarias para evitar niveles cada vez más devastadores de calentamiento global.

En una entrevista con la agencia de noticias Ap, Kerry reconoció también los esfuerzos de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y otros aliados antes de las negociaciones climáticas de Glasgow, Escocia, por acercar al mundo a la escala de los grandes y rápidos recortes necesarios en combustibles fósiles. Además, expresó su esperanza en que suficientes naciones se unan en los próximos años. “Para cuando termine Glasgow sabremos quién está haciendo lo que le corresponde y quién no”, afirmó.

Mencionó el impacto que tendría que el Congreso, con mayoría simple demócrata, no logre aprobar acciones significativas contra el cambio climático en el país, ya que la presidencia de Joe Biden tiene como objetivo recuperar el liderazgo mundial en esta materia. “Sería como si el presidente (Donald) Trump se retirase del Acuerdo de París de nuevo”, apuntó.

Sus declaraciones, publicadas ayer, se producen tras nueve meses de intensa diplomacia climática en avión, por teléfono y a través de una pantalla de computadora para tratar de cerrar los máximos compromisos globales de acción sobre el clima posibles antes de la COP26, planeada del 31 de octubre al 12 de noviembre. Sus últimas paradas están previstas en México y Arabia Saudita, donde espera nuevos compromisos de última hora.

En un primer momento, el enviado calificó la reunión de Glasgow de “la última y mejor oportunidad» para impulsar los recortes de emisiones, la inversión en energías renovables y las ayudas a los países menos ricos para permitir dejar detrás atrás la quema de carbón y petróleo a tiempo para limitar el alza de las temperaturas a 1.5 grados Celsius.

El planeta se ha calentado 1.1 grados Celsius desde que las naciones fijaron ese objetivo en el Acuerdo de París de 2015. Los científicos advierten que el daño es irreversible y que nos encamina a niveles catastróficos si no se imponen grandes recortes en las emisiones.

El príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en sucesión al trono, criticó a algunos de los hombres más ricos del mundo, entre ellos los empresarios Jeff Bezos, Elon Musk y Richard Branson, por usar su riqueza para financiar el turismo espacial, en lugar de que se promuevan medidas para salvar al planeta.

“Necesitamos algunos de los mejores cerebros y mentes del mundo, pero concentrados en tratar de reparar este planeta, no en tratar de encontrar el próximo lugar para ir a vivir”, declaró a la BBC ante de la entrega el domingo de la primera edición del premio Earthshot, creado por él para impulsar soluciones a la crisis climática.

La reacción se da un día después de que William Shatner, actor de la serie televisiva Star Trek, de 90 años, se convirtió en el hombre de mayor edad en volar al espacio en un cohete compañía de viajes espaciales Blue Origin, de Bezos.

Guterres llama a unir esfuerzos

Antonio Guterres, secretario general de la Organización de Naciones Unidas, pidió a los países de todo el mundo que unan sus fuerzas para construir sistemas de transporte más sostenibles y acelerar el proceso de descarbonización de toda la industria de movilidad.

Durante su discurso en línea en la ceremonia de inauguración de la Segunda Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Transporte Sostenible, celebrada en Pekín, Guterres dijo que todos los países deben adoptar medidas más ambiciosas y creíbles para cumplir los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Añadió que los barcos con cero emisiones deben estar disponibles comercialmente para todos en 2030, y las empresas tienen que empezar a utilizar ahora combustibles de aviación sostenibles.

La saliente canciller federal de Alemania, Angela Merkel, predijo que lograr los objetivos de la Unión Europea para reducir drásticamente las emisiones de carbono será “un trabajo muy duro”. El Pacto Verde Europeo, acordado en diciembre, propone reducir 55 por ciento las emisiones durante esta década y volver al bloque de 27 naciones neutro para 2050.

“Ya no estaré (en el cargo), pero vigilaré de cerca hasta dónde llega la capacidad de compromiso”, sostuvo ante una audiencia desde la ciudad de Cáceres, España, donde recibió el Premio Europeo Carlos V de manos del rey Felipe VI.

Deja un comentario