El pasado domingo se llevó a cabo la eutanasia de Noa Pothoven, una jovencita de 17 años que solicitó que le aplicaran dicho procedimiento debido al gran trauma que le provocó haber sido víctima de varios abusos sexuales desde los once años.

Resultado de imagen para noa pothoven

De acuerdo con Infobae, el primer abuso sexual que sufrió Noa fue perpetrado por uno de sus amigos durante una fiesta. El siguiente fue un año después, en casa de otro amigo.

En 2014, dos hombres de su vecindario la atacaron e hicieron lo mismo. Nadie sabía que Noa había vivido todo aquello, y todo quedó al descubierto cuando sus padres hallaron entre las pertenencias de la joven un sobre lleno de cartas de despedida.

El contenido de las cartas incluía los abusos que había sufrido. ‘Hasta el día de hoy todavía siento sucio mi cuerpo. Mi intimidad ha sido asaltada, y nunca se podrá deshacer’, decía uno de los textos.

Una semana antes de morir, Noa Pothoven compartió en Instagram un mensaje para sus conocidos, en donde les dio a conocer la crítica situación en la que se encontraba:

“Estuve deliberando por un tiempo si debería o no compartir esto, pero decidí hacerlo de todos modos. Tal vez esto sea una sorpresa para algunos, pero mi plan ha estado allí durante mucho tiempo y no se trata de algo impulsivo. Iré directo al grano: en un plazo máximo de diez días moriré. Después de años de luchar y pelear, francamente estoy agotada. He dejado de beber y comer por un tiempo, y después de muchas discusiones y evaluaciones, decidí acabar con todo porque mi sufrimiento es insoportable”.

Noa ya estaba muy mal desde el año pasado. Incluso fue internada debido a su bajo peso. Su estado era tal que los doctores la indujeron a un coma, y posteriormente la alimentaron con suero.

La adolescente hizo públicas sus intenciones en su perfil de facebook (Foto: Captura de pantalla)

Luego de que se recuperara, Noa hizo una lista de deseos para cumplir antes de decidir terminar con su vida. Eran catorce puntos, entre los cuales estaban subirse a una motocicleta, beber alcohol, fumar un cigarro y hacerse un tatuaje.

La adolescente escribió una autobiografía para relatar sus experiencias (Foto: Facebook)

Asimismo, la joven escribió una autobiografía titulada Ganar o perder, donde habló sobre su caso de estrés postraumático, depresión y anorexia tras los episodios de abuso sexual.

En Holanda, la eutanasia está permitida desde los doce años, siempre y cuando el joven lo desee y cuente con respaldo de un médico, quien determinará si el sufrimiento de la persona en cuestión en ‘insoportable e irremediable’.

Asimismo, el país cuenta con estrictos lineamientos en su Ley de Terminación de la Vida a Través de la Solicitud y Suicidio Asistido.

Fuente: www.lanetanoticias.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.