ÚLTIMAS NOTICIAS

‘Nos están dejando solos’: familias de migrantes desaparecidos

Chihuahua, Chih.- En medio del dolor que enfrentan, familiares de los 13 migrantes secuestrados en Coyame manifestaron sentirse solos y abandonados por la autoridad ya que, a quince días de la desaparición, no les han permitido acercarse a las búsquedas pero tampoco les dan información al respecto.

Los quejosos –cuyos nombres se omiten por temor a represalias­­– indicaron que hay un vacío informativo respecto a las actividades de rastreo, pero también en materia de apoyo por parte de la Comisión Estatal de Atención a Víctimas (Ceave), instancia que ni siquiera se ha puesto en contacto con ellos.

Indicaron que la negativa de información desde la parte oficial ha sido sin tener una razón sólida para ello, por lo que al momento el desconocimiento de lo que ocurre con el caso es el mismo que la sociedad en general tiene.                                                 “La Fiscalía no nos ha querido decir nada ni a nosotros. No se nos ha permitido acercarnos a la búsqueda ni tampoco preguntar. No nos han dado ninguna razón para eso. Estamos igual que todos”, aseguraron.                                                                     Dijeron también que no tienen idea de dónde pudieran encontrarse sus familiares, ya que desde septiembre pasado no cuentan con ningún indicio de ellos.

La Fiscalía General del Estado, a través de la oficina de Comunicación Social, dijo que la búsqueda de las personas desaparecidas continúa a través de las diferentes corporaciones y hasta el cierre de la edición no se tenía ninguna novedad.       Cuestionada respecto a la participación de la Guardia Nacional en los operativos realizados en el municipio de Coyame, la oficina de Comunicación Social de dicha dependencia se limitó a decir que, efectivamente hay elementos –sin precisar cuántos– participando en la búsqueda, pero es la Fiscalía del Estado la que está a cargo de la misma.

La Secretaría Particular del Municipio de Ojinaga, en voz de Merced León, aseguró que a dicho ayuntamiento no se le ha solicitado apoyo interinstitucional, por lo que hasta ahora no participa en los operativos de búsqueda y rastreo.                           “No hemos tenido solicitud de apoyo de manera institucional para esos efectos; en cuanto se haga estaremos en la mejor disposición de hacerlo”, dijo León.

Aseguró que la zona de Ojinaga está tranquila en materia de seguridad y que como autoridades no tienen conocimiento del caso ni de hechos similares.

El secretario del Ayuntamiento de Coyame, Dulces Nombres Nieto Nieto, dijo que ellos han apoyado aportando víveres a los elementos castrenses, así como la guía necesaria.

“Pernoctaron en Coyame elementos del Ejército y se les apoyó con alimento y bebida. Hemos estado al pendiente de lo que sucede, pero lamentablemente el lugar donde habrían desaparecido es inhóspito y de difícil acceso. Además es riesgoso también por el tipo de vegetación porque hasta por las espinas de las lechuguillas es difícil caminar allí”, señaló.                         Explicó que el punto denominado “Lomas de Arenales” se ubica aproximadamente a 100 kilómetros de la cabecera municipal y es un sitio solitario donde existen únicamente terrenos de pastoreo, por lo que lo mejor que les podría haber pasado a las víctimas es haber encontrado alguna construcción abandonada.

“Es posible que se hayan perdido en un punto entre los municipios de Ojinaga, Coyame y Ahumada. Son lugares que no tienen nada de asentamientos humanos. No sabemos por dónde entrarían a esa parte porque está muy alejado de Coyame y tendrían que haber venido al este del estado y haberse desviado al nor-noroeste. Era muy larga la travesía, entonces es posible que se hubieran internado por Ahumada”, dijo.

Nieto señaló que desde la cabecera de Coyame hasta el punto donde encontraron el vehículo quemado, el viaje dura por lo menos una hora y media y sólo se llega hasta allí utilizando vehículos de uso rudo.                                                                   “Son terrenos muy difíciles. Irse caminando es un gran riesgo. Por allí hay muy poco movimiento y muy poca autoridad”, expresó.

Cuestionado respecto a la presencia de grupos delincuenciales en la zona, el funcionario aseguró que el municipio es tranquilo y no tienen conocimiento de enfrentamientos armados.

El titular de la representación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en Chihuahua, José Luis Armendáriz, dijo que al momento las familias no se han acercado a esa dependencia en busca de apoyo o para interponer alguna queja.                       El pasado 25 de septiembre se dio a conocer que el grupo de migrantes habría desaparecido en un tramo que conduce de Coyame a Ojinaga, luego de que presuntos criminales los hubieran retenido. Según confirmó la FGE en su momento, fue un menor de edad quien logró escapar del lugar y reveló la información de los hechos.                                                                   Según datos de la autoridad investigadora, las víctimas son personas originarias de Chihuahua y Querétaro, sin embargo no todas las familias han interpuesto la denuncia formal de desaparición.

La dependencia informó también que elementos de la Agencia Estatal de Investigación han realizado rastreos aéreos y terrestres en una brecha que conduce de Coyame del Sotol a la comunidad Lomas de Arenales y alrededores, luego del reporte de desaparición de las citadas personas que, según los reportes oficiales, habrían salido de Chihuahua capital y de ciudad Aldama, el pasado 22 de septiembre con rumbo a Ojinaga.

Familiares de Amador y Emmanuel Aguilar fueron quienes reportaron la desaparición ante las autoridades, ya que ellos eran parte del grupo, quienes intentaban llegar a Odessa, Texas, por lo que contactaron a un ‘coyote’, quien supuestamente los llevaría hasta la frontera.

A dos semanas de que salieron de una casa ubicada en la colonia 2 de Octubre, en Chihuahua capital, no se sabe nada de ellos.

El ‘coyote’, de nombre Carlos, era amigo de un sobrino de Amador. Salieron el viernes y los dejaron en una casa de seguridad en Aldama, pero al parecer se regresaron el sábado en la mañana a otra casa localizada en el Cerro Coronel, desde donde volvieron a salir hacia Coyame en las primeras horas de la noche.

Deja un comentario