Pediatra diagnosticaba con cáncer a niños para que sus padres pagaran tratamientos

Inglaterra.- Esta horrible historia comienza con el villano del cuento: El Doctor Mina Chowdhury, pediatra del hospital NHS, quien comenzó a diagnosticar falsamente a niños diciéndole a sus padres que padecían cáncer.

La finalidad de todo esto es que los crédulos padres pagaran un “tratamiento especial” que les suministraba unicamente en instituciones privadas. De acuerdo al Servicio Tribunal de Médicos, por estos delitos se le podría quitar la licencia para ejercer la medicina.

Los malos diagnósticos que se han registrado son de una niña a la cual le advirtió que tenía un tumor estomacal canceroso, el cual se expandería de no tratarse a tiempo, pero obviamente no dentro del hospital NHS Forth Valley, sino en su empresa en Glasglow, Meras Healthcare.

A la madre de otro le dijo que el cáncer que padecía su hijo era de sangre o linfoma y el tratamiento al que debía someterse el menor estaba únicamente en Londres; de igual manera que diagnosticó a una bebé de tan solo 15 meses de edad que el bulto en su pierna se trataba de un ‘sarcoma de tejido blando’.

Los estudios que diligenciaba a su empresa eran costosos debido a las pérdidas que su empresa afrontaba

Y los estudios que requerían constaban de ecografías, resonancias magnéticas y biopsias, mismas que se podían realizar y entregar en cuestión de días. Ante tales diagnósticos y especificaciones los padres aseguran que jamás lo cuestionaron pues lo único que les interesaba en ese momento era el bienestar de sus hijos.

De acuerdo a una madre de los pacientes, ella asegura que el doctor requería como mínimo tres mil 245 euros, poco más de 68 mil 405 pesos pero, cuando la madre decidió llevar a su hijo a una segunda opinión ellos no pudieron encontrar absolutamente nada de lo que el Dr. Chowdhury había dicho.

Después de escuchar a los padres, el Tribunal dictaminó que Chowdhury había creado un “sentimiento de preocupación injustificado y que su comportamiento deshonesto se guiaba por lo económico”, todo porque el negocio del médico había experimentado severas pérdidas.

Es por ello que el Tribunal discutirá si el doctor posee la facultad y capacidad para ejercer como médico debido a la mala conducta que expusó y, de fallar en su contra el doctor también podrá ser eliminado del registro médico del Reino Unido.

Deja un comentario