“Vamos, llora por mí”: Policía salva a bebita que dejó de respirar

El agente Will Kimbro fue condecorado luego de salvarle la vida a bebita de doce días de nacida con masaje cardiaco.

El elemento de la Policía del Condado de Berkeley patrullaba por el poblado de Summerville cuando detuvo un auto que iba a exceso de velocidad.

En el interior del vehículo encontró a dos mujeres que llevaban a una bebé de doce días de nacida al hospital porque dejó de respirar tras beber su biberón.

El policía rápidamente reaccionó y en una angustiosa escena hizo lo posible por salvar la vida de la pequeña, lo que logró gracias a un masaje cardiaco.

El agente puso a la niña llamada Ryleigh en el regazo de su madre para seguir con el masaje de pecho hasta regresarle la respiración.

Vamos, pequeña. Llora, llora por mí”, dijo el agente para obtener una respuesta que le demostrara que respiraba la bebita.

Por cinco minutos el policía le dio atención hasta que llegó la ambulancia que la llevó a hospital cercano, según Daily Mail, donde la dieron de alta sana y salva.

Duane Lewis, sheriff del condado, entregó a Will Kimbro una medalla por su heroica actuación.

Deja un comentario