¿Y cambio algo o todo sigue igual? | La Jiribilla

Reelección solo sirvió para la discusión…
María Eugenia de visita en Palacio Nacional…
Reforma eléctrica en los tiempos del Iscariote…
Cruz imparcial en el pleito Cabada Vs Sindica…

El domingo fue la votación de la mal llamada revocación de mandato y tras realizar ese ejercicio, se puede señalar que los discursos superlativos, esos que decían que se estaba “haciendo historia”, que México estaba cambiando, que era un paso gigante para la humanidad y la política, eran mera propaganda estaliniana, es decir, hablar en términos histéricos y suponiendo que tirar una cantidad enorme de dinero es suficiente para seguir engañando a una inmensa mayoría, que para colmo no necesitaba de ese gasto para seguir conforme con la falta de resultados y que seguirá conforme mientras siga bebiendo todos los días su ración de discursos de odio y división social.

Lo malo de esto, es que ahora siguen los discursos de replica, de señalamientos, de burla y de explicaciones subjetivas de la realidad que se observó el domingo pasado.

Así que ahora nos vamos a tener que chutar un montón de discursos y declaraciones diciendo que el Peje ya se jodió, que ya no tiene el apoyo popular, que sus fuerzas se acabaron, que la inmensa mayoría ya despertó, sin entender que el domingo volvió a ganar el abstencionismo de una inmensa mayoría de mexicanos que no quieren saber nada de votos, de política, de partidos políticos y de ídolos de pies de barro, uñas largas y con las mismas malditas mañas de los corruptos de antes.

En la clase de matemáticas de la primaria, la primera lección que le dan a uno, es que no se pueden sumar peras y manzanas, que la única forma es sumar peras con peras y manzanas con manzanas, de tal forma que este proceso de revocación no tiene ningún otro ejercicio con el cual compararlo y tratar de analizar el resultado del pasado domingo 10 de abril, comparándolo con el resultado de las elecciones de junio del 2021 o con las de tres años antes, no funciona si no se hace de la manera debida.

También es necesario tomar en cuenta que este ejercicio completamente “Sui géneris”, no representa el tamaño real de la oposición en México, es más, el abstencionismo del domingo pasado, ni siquiera representa al posible abstencionismo que se presentará en el 2024, pues fue la combinación de muchas cosas, entre ellas de una oposición que sabía a ciencia cierta que no iban a ganar en contra del Peje y que su participación era más peligrosa que beneficiosa, pues se corría el riesgo de que ese proceso se volviera “vinculante” y abriera la puerta para la reelección, esa que el Peje dice que no quiere, pero que muchos tenemos la impresión que la busca de manera afanosa, como lo hacen todos los que sueñan en convertirse en dictadores y propietarios de la verdad absoluta.

Dejemos de lado incluso la discusión de la no retroactividad de la ley y que en realidad la revocación de mandato solo se le puede aplicar a los próximos presidentes, pues hablar del “hubiera”, es hablar en tiempo pendejo, es decir, salir a discutir “qué hubiera pasado si la revocación hubiera alcanzado el mínimo de votos para hacerla vinculante”, es ocioso en extremo.

Así pues, es por eso que insistimos, los resultados del pasado domingo tienen muchas lecturas, muchas formas de interpretar lo ocurrido, pero lo único cierto es que México no cambió, que las cosas siguen igual de jodidas y que hay un hartazgo que crece en la calle, lo que en este momento nadie puede decir, es hacia donde va a correr ese hartazgo, pues la oposición sigue desarticulada y sin un adalid, mientras la Tde5a sigue sin un campeón que no sea el dictador y el ciudadano realmente pensante, lo único que ve es que siempre nos toca decidir, entre quedarnos en el sartén donde nos están guisando a fuego arrebatado o de plano mejor brincar a las llamas y eso es harto peligroso para una república bananera como lo somos.

Quizá lo único que hay que agradecer, es que tan somos una república bananera que no hay posibilidad alguna que desde el ejército se levante “un campeón” con sed de dictador, dispuesto a dar un golpe de Estado, son tan disciplinados, tan institucionalizados, tan faltos de riñones nuestros generales, que tienen años aplicando la máxima aquella, de “ante la orden directa de brinque, lo único que puede preguntar es que tan alto” y así van a seguir viviendo, acomodados en el lujo y todo lo que regala la corrupción y seguir las ordenes de cerrar los ojos y estirar la mano, ojalá y así sigan, pues de lo contrario resultarían un peligro más para nuestro país…

— — — — — — — — — — — —

…La gobernadora acudió a Palacio Nacional a una reunión con otros gobernadores y el Peje. Hace bien al acudir, es más, ella pudo presumirle al Peje que en Chihuahua el PAN no salió a la calle a enfrentar a lo chairos o a invitar al abstencionismo, que ella dejó correr el proceso de la revocación sin meter las manos, ni para bien, ni para mal. Los “Marucos”, podrán sentir que su ídola les falló, al no ponerse a la vanguardia en contra de esa farsa electoral. Pero ella hizo lo correcto, mantenerse al margen y ahora puede acudir a Palacio a pedir recursos, a pedir que en nuestras entidad se invierta y se apliquen programas de beneficio general. Ya habrá tiempos en donde ella sí tendrá que asumir la vanguardia, el pasado domingo era innecesario…

…Que reventaron las negociaciones en San Lázaro y que llamaron a receso y será hasta el domingo de Resurrección cuando llamen a la votación de la reforma energética que busca el Peje. Es hasta curioso, pero se puede decir que estamos “en los tiempos del Iscariote”, fechas en las que sería hasta anecdótico que dos que tres aceptaran 40 monedas para cambiar de parecer, digo, si hace más de dos mi años, un Judas vendió al Mesías, que no pueda suceder que estos representantes de juguete no vendieran el voto…

…Cruz Pérez Cuellar le debería de levantar un monumento a la Sindica Esther Mejía Cruz, que fue la que interpuso una denuncia penal en contra de Armando Cabada, por la renta de 400 patrullas en donde está la mar de claro que hay focha y moches millonarios. Cruz ahora tiene toda la posibilidad de lavarse las manos, y hacer lo que anunció que haría, “poner en manos de las autoridades competentes la información que le pidan, siempre y cuando cuenten con facultades para hacerlo”. Que Cabada se defienda, que la sindica siga con las denuncias y Cruz sin vela en el entierro y que la autoridad determine, sin lugar a dudas ese es el triangulo ideal…

leave a reply