Único tifón en el planeta crece a categoría 4 y azota Filipinas

El tifón “Kammuri” surgió hace una semana y no atrajo gran atención como un tifón común en el Océano Pacífico, pero su fuerza aumentó en gran medida justo antes de tocar tierra en Filipinas.

Aunque se espera que se debilite en los próximos días, Kammuri seguirá arrojando fuertes lluvias en todo el país, incluida la ciudad capital de Manila.

A partir del lunes por la noche (hora local) Kammuri (o Tisoy, como lo llama la agencia meteorológica de Filipinas) acumulaba vientos sostenidos de más de 210 km/h con ráfagas de hasta 260 km/h. Eso lo convierte en el equivalente de un huracán de categoría 4.

Sólo 24 horas antes, la tormenta era el equivalente de una tormenta de Categoría 1 con vientos sostenidos de 140 km/h.

El aumento de 70 km/h en los vientos en un lapso de 24 horas es más que suficiente para contar como una intensificación rápida, un término utilizado para tormentas que ven a los vientos aumentar 50 km/h en una ventana de 24 horas.

La tormenta se intensificó justo cuando tocó tierra alrededor de la medianoche, cerca de Gubat, en la costa sureste de la isla principal de Filipinas. La tormenta obligó a más de 200,000 personas a evacuar el domingo.

La verdadera preocupación es la lluvia torrencial de la tormenta, particularmente en los flancos de Mayon, uno de los volcanes más activos del país. Aunque no se espera que la tormenta pase directamente sobre Mayon, aún podría generar fuertes lluvias.

Eso a su vez podría arrojar escombros sueltos y provocar inundaciones repentinas peligrosas, flujos de lodo de cenizas volcánicas pesadas conocidas como lahares.

Así que la orden de evacuación obligatoria es principalmente para las personas que viven en los ríos y valles de ladera.

“Puedes imaginar el impacto y la fuerza cuando las lluvias intensas inducen a estos materiales volcánicos a caer en cascada, provocando un colapso o la ruptura de los canales de los ríos”, dijo Cedric Daep, jefe de la Oficina provincial de Emergencia y Gestión de Seguridad Pública.

Deja un comentario