3 ventajas de los créditos de liquidez con garantía hipotecaria

Los créditos de liquidez con garantía hipotecaria son un producto financiero muy recomendado para consolidar deudas y para invertir en la remodelación de tu casa o en un nuevo negocio. A continuación te contamos las ventajas de este tipo de préstamo personal.

¿Qué es un crédito de liquidez con garantía hipotecaria?

Es un crédito que se otorga siempre y cuando la persona que solicita el crédito tenga un inmueble que pueda dejar en garantía. Las entidades financieras tendrán la garantía del inmueble hasta el momento en que la persona termine de pagar el total de la deuda.

En caso no se cumpla con pagar la deuda, el banco puede ejecutar la venta del inmueble para recuperar el dinero prestado, los intereses y los gastos adicionales en los que haya incurrido.

Ventaja #1: Libre disponibilidad

El beneficio depende del uso que le darás al dinero, el monto que piensas prestar y el tiempo en que podrás pagarlo.

Los préstamos personales en general tienen una característica particular: son de libre disponibilidad. Es decir, los puedes utilizar para lo que quieras. Puedes pagar desde estudios y tratamientos médicos, hasta viajes y deudas de distintas entidades financieras. Depende de ti en qué se usará el dinero y el banco nunca te preguntará para qué lo usarás.

Solo ten en cuenta que al dar tu casa en garantía, lo mejor es que el dinero se use para generar más valor o para pagar otras deudas más caras. Por ejemplo si vas a invertir en remodelar tu vivienda, estarás incrementando el valor del activo, y en plazo posterior podrías venderlo a mayor precios.

Utilizar el dinero para comprar cosas, comida o viajes, no es recomendable ya que no estarás creando valor ni ganancias que luego te permitan pagar la deuda.

Ventaja #2: Baja tasa de interés

Un crédito de liquidez con garantía hipotecaria tiene como respaldo tu propiedad que has dado como garantía de pago. Si bien es cierto que las entidades financieras harán una evaluación de tus ingresos y capacidad de pago, el riesgo para la entidad financiera es menor porque tendrán la garantía de tu inmueble.

El bien inmueble es una garantía muy valorada. Es real física y jurídicamente. Como te mencionamos, si por cualquier motivo, dejas de pagar el crédito, la entidad financiera podrá reclamar el bien para pagar lo que debes. Si la entidad financiera no tuviera esa garantía, el proceso jurídico para recuperar el dinero prestado sería más largo y costoso.

Esta es una característica única que permite que las entidades financieras manejen tasas de interés bajas, por lo general más bajas que las de las tarjetas de crédito y los créditos vehiculares. Recuerda que las tasas de los créditos van en función al riesgo relacionado, y para este caso el riesgo es menor por tener un inmueble en calidad de garantía.

Entonces, este tipo de crédito te ofrece ventajas claras:

Una tasa inferior a otros productos financieros:

Al tener tasas bajas, puedes utilizar la liquidez para consolidar todas las deudas que tengas en uno solo, y con menor tasa. Si hoy vienes pagando deudas de distintas tarjetas de crédito, puedes utilizar el dinero del crédito para pagar todas ellas, y quedarte con una sola deuda en una entidad financiera. Una deuda que será menos costosa de pagar por la tasa de interés más baja. En resumen, harás un excelente negocio: sencillamente pagarás menos intereses por tus deudas, liberarás recursos para otros gastos o inversiones.

Una tasa inferior es mejor para los negocios:

Si por otro lado estás tomando la decisión de emprender un negocio o hacer crecer uno que ya tienes, puedes tomar el crédito de liquidez para que te ayude con tus objetivos. Nuevamente, este tipo de crédito suele ser más barato que los préstamos de empresas. Además suele ser menos complicado de obtener.

Ventaja #3: Monto del crédito

En un crédito de liquidez con garantía hipotecaria podrás obtener un préstamo de hasta por el 60% (incluso 80%) del valor del inmueble.

Esto es mucho más de lo que cualquier préstamo de efectivo podría brindarte. Una vez más, el inmueble dejado en garantía juega un rol clave para determinar cuánto dinero podrás recibir de préstamo

Lo importante es tener claro el uso que se hará del dinero, ya que si bien es libre, un mal uso podría poner en riesgo el inmueble; peor aún si se trata de la vivienda donde vives con tu familia.

Lo más recomendable es que se use para una buena inversión, que genere ganancias. Cuando se utiliza para vacaciones o compras, existe la posibilidad de contraer un mayor riesgo que no incrementa el valor de ningún activo. Utilizarlo para pagar deudas más caras es también una buena opción, pues te quedarás al final con una deuda menos costosa.

Deja un comentario